ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Juan Luis Cebrián y los idiotas

Son tiempos de pandemia y Cebrián acaba de publicar un libro dedicado, en buena parte, a la estulticia de los poderosos en tiempos de crisis de las democracias occidentales. Se titula Caos, el poder de los idiotas y lo ha publicado Espasa. 

“Idiotas”… En su libro se refiere a unos cuantos gobernantes con esta palabra. En concreto, con la segunda acepción del diccionario, que los define como “engreídos sin fundamento para ello”. ¿Es España actualmente un ejemplo paradigmático de idiotez, en este sentido?

No es paradigmático, pero es un ejemplo, pues muchas de las cosas que suceden por aquí también pasan en otros países. La mediocridad de la clase política no es exclusiva de España, sino que también se da en Reino Unido, en Estados Unidos, en América Latina… en muchos países democráticos donde los grandes partidos se han degenerado y la clase política se ha hecho progresivamente mediocre. También ha aumentado el sectarismo, el populismo y el nacionalismo después de la caída del Muro de Berlín. Son enfermedades del siglo XXI que nos afectan también a nosotros.

¿No tiene la sensación de que el mundo se gobierna desde hace décadas a golpe de populismo?

Bueno, ha crecido el populismo… Vamos a ver, el populismo tiene sus raíces en el cambio del orden mundial y en la globalización. La democracia representativa está en crisis ante un modelo de globalización que es muy fuerte desde el punto de vista del liberalismo económico, pues no existen muchas reglas que lo controlen. Éste es un capitalismo que Adam Smith no pudo ni soñar, pues él creía en el capitalismo regulado. ¿Cómo se regula ahora el capitalismo financiero internacional si no hay una autoridad competente para ello?

La globalización…

Es la que explica el auge del populismo identitario, de los nacionalismos, del yihadismo…todos esos populismos vienen del miedo a la globalización y del desencanto con el sistema. El sistema está en crisis y eso explica el auge del populismo. No hay que olvidar que el modelo liberal-capitalista genera mucho crecimiento en el mundo, pero también muchas desigualdades. Y las clases medias se empobrecieron a partir de la crisis de 2008 y eso ha potenciado esta ola populista.

Texto completo en fuente original