ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


2 comentarios

Manuel Ferrer. ¡Ay, Medellín!

medellín

En un delicioso libro de poesías publicado en 2003 (Desafiando al olvido), Jenny Londoño incluyó estos versos sobre la ciudad que amó.

Han pasado once años, y las cosas no son lo que eran. Pero, ¿podrían ir mejor?, ¿de verdad logrará Medellín superar los horrores que la convirtieron en escenario de muerte, en “un vampiro que en las noches me succiona los sueños?”.

Esta ciudad herida

me atenaza hasta el tuétano.

Los fantasmas de muerte

le rondan cada esquina.

Su corazón de púrpura

se desangra en las noches.

Esta ciudad, que antaño,

me acogió en sus entrañas,

que derramaba aroma de café

sobre mi piel ansiosa,

que vertía un anís lujurioso

en mis pezones,

ahora huele a pólvora y a sangre.

Se me antoja un vampiro,

que en las noches

me succiona los sueños.