ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Jaume Pi. La gran hambruna de Ucrania, ¿genocidio de Stalin?

Se calcula que entre los años 1932 y 1933, entre 1,5 y 4 millones de personas murieron de hambre y enfermedades derivadas en la antigua República Socialista Soviética de Ucrania. La cifra se eleva a 12 millones si se suman otras regiones de la URSS afectadas.

Como siempre en estos casos, los historiadores no se ponen de acuerdo respecto a las cifras, pero no es la única controversia que existe en torno al llamado Holodomor, un trágico episodio de gran hambruna colectiva -en ucraniano significa ‘matar por hambre’- que ha permanecido oculto para el gran público.

La razón de esta poca difusión tiene que ver precisamente con el debate sobre los hechos históricos. Hoy en día casi nadie discute la magnitud de la tragedia ni que ésta fue el resultado de las políticas de Moscú, pero aún se duda de la intencionalidad del régimen soviético.

¿Hubo un plan deliberado de Stalin para reprimir el creciente nacionalismo ucraniano o bien el Holodomor fue la consecuencia no deseada de una mala política? ¿Debe considerarse un genocidio? Aunque no hay respuesta concluyente, la mayoría de expertos cree que sí: que el dictador georgiano quiso así dar una lección a la burguesa y rebelde Ucrania.

Texto completo en fuente original


1 comentario

Hitler, candidato al Premio Nobel de la Paz

Nobel-de-la-Paz-770x548

Suena a broma, ¿cierto? (claro, que también fueron candidatos Stalin y Mussolini, por poner sólo un par de ejemplos llamativos). Ocurrió en 1938, aunque no tardó en ser retirada la nominación, sugerida por un miembro del Parlamento de Suecia al parecer con una intencionalidad de crítica satírica del debate político por el que pasaba Suecia. El texto que sigue, defectuoso por muchos conceptos, proporciona, sin embargo, información relevante que nos ha parecido de interés difundir.

_____

Como cada año, el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel, Estocolmo y Oslo volvieron a vivir un día mágico con la ceremonia de entrega de los premios Nobel: el de la Paz en Oslo y los de Física, Química, Medicina, Literatura y Economía en la Konserthuset de Estocolmo. A la ceremonia, presidida por los reyes de Suecia, siguió el tradicional banquete de gala en el Ayuntamiento. No podía faltar la polémica sobre los premios y la tormenta giró ese año en torno a una noticia divulgada por una radio sueca. Según explicó ese medio, Adolf Hitler, uno de los políticos que más crímenes tiene sobre su conciencia, estuvo cerca de conseguir el premio Nobel de la Paz en 1938.

Ese odiado Führer, totalitario, antisemita, xenófobo y agresivo, fue nominado por el parlamentario sueco E.G.C Brandt. El Comité Nobel noruego (encargado de conceder el galardón) contempló la nominación, pero concedió los laureles en aquella ocasión al Instituto Nansen, organismo multitemático dedicado a diversas investigaciones.

No obstante, aunque Hitler no consiguiera la mayoría de votos necesaria, las discusiones sobre sus méritos fueron «animadas». Se opinaba que podría ser merecedor gracias a las conversaciones que mantuvo con el británico Chamberlain sobre la paz en Europa. Tanto la nominación como los demás detalles relacionados con esta extraordinaria historia se archivaron bajo siete llaves y desaparecieron de la historia de los premios Nobel como por arte de magia después de la Segunda Guerra Mundial.

Texto completo en fuente original

Otras referencias:

https://www.muyinteresante.com.mx/historia/hitler-premio-nobel-de-la-paz/

https://www.chicagotribune.com/hoy/ct-hoy-hitler-como-nobel-paz-20191004-3b5r3rgtmjhudhg2ydlhjolj64-story.html

https://www.ngenespanol.com/el-mundo/hitler-y-10-polemicos-personajes-candidatos-al-nobel-de-la-paz/