ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Canarias: el trampolín a África

canarias africa

Este editorial del Diario de Avisos de Tenerife ofrece una interesante aproximación a las relaciones entre Canarias y el Continente africano. En mi opinión, sin embargo, traduce un interés eminentemente económico, que es la perspectiva con que siempre se mira hacia África desde Europa.

Pero lean la fuente original y juzguen por sí mismos:

http://www.diariodeavisos.com/2014/07/canarias-trampolin-africa-editorial/


Deja un comentario

Cuentos africanos

cuentos

 

Ahí les va un interesante y educativo mensaje para los niños, que hace unos días estrenaron vacaciones en España…. y también para los mayores.

Mi amiga Paula Pimentel, que me facilita la pista, dice estar fascinada con estos cuentos tan cercanamente relacionados con las raíces de África, el Continente maltratado.

http://espanolparainmigrantes.files.wordpress.com/2010/01/irene-en-senegal.pdf


Deja un comentario

Sudán del Sur, ¿un Estado-Nación?

sudan del sur

Al contemplar el panorama de desastres en el inmenso territorio del Sudán, que no cesaron pese a la artificial creación de Sudán del Sur (2011), cabe preguntarse cómo defender los derechos –entre ellos y en primer lugar, ¡el derecho a la vida!- de una población a la que separan de sus congéneres del norte sus convicciones religiosas cristianas y animistas y que enfrenta conflictos étnicos internos que han causado ya miles de muertes y más de dos cientos mil desplazamientos.

¿Qué señas de identidad cabría invocar para justificar lo que no parece dejar de ser un engendro, incapaz de resolver los conflictos tribales y los enfrentamientos étnicos (dinka versus nuer) que, particularmente, desde diciembre de 2013 desangran el país?

¿Posee actualidad, metidos ya en la segunda década del siglo XXI, el esquema del Estado-Nación que tan deficientemente ha funcionado en África?

¿Cuáles son las propuestas de los pueblos africanos sumidos en el marasmo para establecer unas imprescindibles bases de diálogo que permitan iluminar un horizonte tan oscuro?

Leer más:

http://www.africafundacion.org/spip.php?article16829

http://www.oxfam.org/es/emergencies/crisis-sudandelsur

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/03/21/actualidad/1395422800_317211.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/04/18/actualidad/1397841922_444313.html


Deja un comentario

El dictador no tiene quién le proteja

obiang

Así titula Enrique Serbeto un reciente artículo sobre el inefable Teodoro Obiang, presidente de Guinea Ecuatorial, cuyas últimas peripecias en Madrid y en Bruselas forman parte de sus patéticos esfuerzos por obtener una mínima respetabilidad internacional. Y, sin embargo, Obiang sí tiene protectores, aunque nos pese.

Teodoro Obiang disfruta ahora —¡desde hace treinta y cinco años!— del control absoluto del país y de las riquezas del petróleo que produce, aunque sólo con dificultad logra ser admitido en los círculos diplomáticos.

Pero sí hay ocasionales gestos de complicidad de algunos Gobiernos –entre ellos, el de España-, como el que ha denunciado con valentía Juan Ramón Aranzadi, profesor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, en una carta abierta al Rector de esa institución

En esa misiva expresa “la perplejidad y la desolación que me ha suscitado la sorprendente noticia de que el Centro Asociado de la UNED en Bruselas ha invitado a Teodoro Obiang Nguema a impartir una conferencia en la sede que comparte en la capital belga y europea con el Instituto Cervantes”.

La denuncia de Aranzadi de poco sirvió. Y Obiang no sólo estuvo en el Cervantes, sino que asistió antes al funeral de Estado por el expresidente de Gobierno Adolfo Suárez, fallecido el pasado 23 de marzo.

Y, sin embargo, importa mucho difundir el mensaje digno y valiente de Aranzadi, avergonzado por esos gestos amistosos dispensados a quien ha tiranizado de una manera brutal a todo un pueblo durante más de tres décadas.

El recuerdo de las recepciones que mandatarios europeos dispensaron en su momento a Muamar al Gadafi debería haber impedido que se tropiece dos veces en la misma piedra (¿cuántos más tropezones habremos de soportar?). Ya se sabe: poderoso caballero es don Dinero.

Les dejo con la carta de Juan Ramón Aranzadi al Rector de la UNED.

—-

Le supongo conocedor de al menos una pequeña parte de la abundante documentación y bibliografía internacional que ofrecen un abrumador testimonio de que Teodoro Obiang Nguema, además de cómplice directo y ejecutor de una gran parte de los abominables crímenes por los que él mismo ejecutó –tras derrocarle- a su tío y anterior dictador, Macías Nguema, es uno de los tiranos del mundo con más intenso y dilatado historial de corrupción económica y sistemática violación de los Derechos Humanos.

Como usted sin duda conoce, son innumerables los informes de organismos internacionales de toda fiabilidad que acreditan año tras año, desde 1979 hasta hoy, que, al mismo tiempo que Obiang se ha convertido en uno de los hombres más ricos del mundo al apropiarse personalmente de la inmensa riqueza ‘nacional’ derivada de la explotación del petróleo, el país que domina y la población a la que somete ofrecen en todas las estadísticas internacionales los más altos índices de corrupción y los más bajos índices de educación, sanidad y nivel de vida de la población.

Por todo ello, no logro adivinar ninguna justificación posible o excusa válida para que la UNED le ofrezca desinteresadamente a Obiang la oportunidad publicitaria de maquillar y ‘legitimar’ su siniestra figura que supondrá sin duda, si llega a celebrarse, su conferencia en Bruselas. Conozco bien las dificultades financieras que para la permanencia de la UNED en Guinea están suponiendo los brutales recortes económicos en los presupuestos de la Cooperación Española y supongo que habrá quien piense que el dinero de Obiang es tan bueno como cualquier otro para ‘salvar’ la encomiable tarea educativa que la UNED realiza allí, pero no creo ser el único en pensar, entre los interesados por esa ‘salvación’ por uno u otro motivo, que no se debe pagar cualquier precio por ello: no se debe, por ejemplo, contribuir al maquillaje democrático y la legitimación internacional de un dictador corrupto.

Le ruego, por tanto, que reconsidere su desafortunada decisión (o la decisión de alguno de sus subordinados, si ése es el caso) y suspenda la anunciada conferencia de Obiang en el Centro de la UNED en Bruselas, ahorrándonos así al personal docente y administrativo de la UNED la vergüenza irreparable que supondría su celebración.


Deja un comentario

Los muros y las barreras no son soluciones

valla

Han pasado casi cinco años desde que leí esta ponencia en la Conferencia Internacional que, organizada por la Heinrich Böll Stiftung, se celebró en Berlín durante los días 19 y 20 de mayo de 2009, con el título Fortaleza o Espacio de Libertad? La gestión de las fronteras de la Unión Europea en el Mediterráneo

Y, si se lee el texto con atención, podrá observarse que las predicciones pesimistas se quedaron cortas.

————

Gracias por la invitación recibida, y una obligada aclaración: las Islas Canarias se emplazan en el paralelo 28º de latitud norte –podríamos decir que estamos perdidos en la inmensidad el Atlántico-. Sin embargo, las islas constituyen ciertamente una de las puertas de acceso al Espacio Schengen. Por eso, es un acierto contemplar la especificidad del Archipiélago en esta Conferencia, aunque el marco geográfico indicado en el título contemple sólo el Mediterráneo.

Plantear estrategias, sugerir rectificaciones o enjuiciar las políticas de la Unión Europea en materias de inmigración y de derecho de asilo requiere, en primer lugar, un conocimiento de la realidad sobre la que se quiere actuar.

En Canarias somos testigos de excepción de los flujos migratorios intercontinentales: en particular, de los que proceden de Iberoamérica y del Occidente de África.

En Canarias vemos y tocamos esas realidades. Nuestras islas, por su peculiaridad geográfica, constituyen un excelente observatorio astronómico para los observadores del firmamento, por la claridad y la limpieza de su cielo; son también un interesantísmo observatorio volcánico, por la singularidad de su geomorfología, y un apasionante observatorio humano, por su condición de encrucijada de gentes de todo el mundo.

La observación de los flujos migratorios que se dan cita en el Archipiélago arroja una primera evidencia: no hay poder humano capaz de detener la marea migratoria. En España usamos una expresión que viene muy a propósito para describir esa realidad: no se puede poner puertas al campo. Por tanto, los esfuerzos por frenar ese movimiento son inútiles. Además son egoístas, insolidarios, ciegos.

La consecuencia indefectible es que la política europea en materia de control de flujos migratorios y la regulación del derecho de asilo requieren una revisión a fondo.

Algunas de las soluciones ideadas para afrontar el fenómeno de la inmigración irregular son sólo remiendos chapuceros. Por ejemplo, en España se ha ideado la figura del arraigo social, que permite normalizar la situación de quien se encuentra en situación de irregularidad administrativa. Se precisa para ello que pueda probarse la estancia en el país durante tres años y que se disponga de una oferta de trabajo. Pero, ¿cómo puede una persona sostenerse económicamente durante tres años si no se le permite trabajar?; ¿y si, como resulta más que probable, al cabo de ese tiempo no encuentra ninguna oferta de empleo? Evidentemente, al menos en este caso, la norma legal se presenta como una clara invitación a la ilegalidad.

Tal vez haya que preguntarse: ¿hay sincera voluntad política de los países miembros de la Unión Europea de facilitar el proceso de integración ciudadana a los inmigrantes? Parece que no, al menos en España: porque, si la hubiera, ¿cómo explicar la ineficacia de la gestión administrativa, el escandaloso retraso de los trámites, la desproporción entre el cuantioso gasto contemplado en la partida de controles fronterizos y las irrelevantes cantidades invertidas para ofrecer oportunidades de trabajo y de vivienda a los que vienen de fuera?

¿Cómo justificar los vergonzosos interrogatorios a que funcionarios de consulados españoles someten a nacionales de otros países y a españoles que han contraído matrimonio? ¿Cómo se permite que un funcionario anónimo se atreva a plantearles preguntas sobre cuestiones privadas de la vida de la pareja o sobre la intimidad personal, en nombre supuestamente del control de los flujos migratorios?

Los políticos europeos han de replantearse sus propuestas y las directrices que propugnan. No bastan reformas que maquillen desperfectos. Hay que proceder a una reestructuración desde la base, que arranque del conocimiento real del estado de cosas en los países de origen.

Los diseñadores de esas políticas han de mancharse los zapatos recorriendo las calles de ciudades como Bamako, Dakar, Saint-Louis o Nuadibú, y visitando las casas donde se amontonan las personas que de un día a otro decidirán acometer la aventura del salto a Europa, sin reparar en trabas documentales y sin querer mirar a su alrededor para contar el número de muertes que se contabilizan entre parientes y amigos que tuvieron ese sueño antes que ellos.

¿Cómo se puede juzgar sobre el derecho de asilo, sin conocer de cerca las motivaciones que impulsan a solicitarlo a los ciudadanos de Costa de Marfil y del Sahara Occidental hoy incorporado a Marruecos, principales demandantes de asilo en Canarias?

Pensemos en el caso de España, donde la crisis económica ha disparado el índice de desempleo hasta el 20% de la población activa. Nadie puede pensar honradamente que se revierta la situación, ni siquiera por arte de magia, mientras la industria de la construcción, en riesgo de colapso, siga siendo uno de los principales propulsores para la generación de empleo.

Deseo terminar aquí. El mensaje que he querido transmitir es muy sencillo: la política no puede ignorar la realidad, y la realidad –que es tozuda- nos dice que los muros y las barreras no son soluciones. Ahorremos, pues, en la construcción de barreras y de muros, y pensemos en inversiones más rentables.

 

Texto en fuente original

 


4 comentarios

La ‘identidad europea’, ¿amenazada por la emigración africana?

rajoy

Los discursos de los líderes de la Unión Europea tratan de cooperación, de ayuda al desarrollo, etcétera. Pero lo que de verdad importa es el FRONTEX, ideado para sellar las fronteras de la Unión y ‘protegerla’ de los emigrantes indocumentados que huyen de África, empujados por la miseria que les expulsa de sus países de origen.

Uno de esos discursos edulcorados, seductores, pero sin duda distante y alejado del conocimiento de las realidades de los pueblos africanos, es el que acaba de publicar Mariano Rajoy en El País, 2 de abril de 2014

Comparto el texto con ustedes y quedo en espera de sus comentarios, que apreciaré muchísimo.

Si me lo permiten, en una próxima entrada les trasladaré los puntos de vista que expuse en la Conferencia Internacional que, organizada por la Heinrich Böll Stiftung, se celebró en Berlín durante los días 19 y 20 de mayo de 2009, con el título ¿Fortaleza o Espacio de Libertad? La gestión de las fronteras de la Unión Europea en el Mediterráneo