ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Jacqueline Murillo. Los guandos: el eterno desequilibrio de la sociedad

guandos

Hay una entrada en este blog que ha sido objeto de múltiples visitas, casi 4.000: Los Guandos, de Eduardo Kingman.

Hemos querido colgar hoy un texto que nos hace llegar Jacqueline Murillo, profesora universitaria colombiana, actualmente en República Dominicana, acogida a un programa para la selección de investigadores de excelencia, que nos manifiesta la honda impresión que recibió de esta joya artística, reflejo de una tremenda realidad social que se prolongó durante varias centurias.

_____

El rostro es reflejo de la angustia, quizá por el peso desproporcionado que debe soportar sobre su espalda el pequeño carguero, o por el miedo latente al próximo latigazo del contramayoral. El destino está escrito y la ansiedad para llegar de primeras al puerto, con la noticia del barco que atracó, apresura el paso del cargador. Solo desea ser escogido para levantar la descomunal carga que llevará amarrada a su espalda; y, luego, para caminar con el sol a cuestas y un baño de sudor escurriendo por su diminuto cuerpo.

El latigazo es casi imperceptible ante la oportunidad de llevar los soles a la casa y con ese dinero solventar la comida del hogar. La diferencia con el peso descomunal que arrastra una hormiga trabajadora radica en que el carguero sufre a todas horas a un contramayoral que le da juete para que acelere el paso y llegue pronto a su destino por las interminables trochas y con la mercancía intacta. El silencio es el mejor cómplice al que el cotero confía sus secretos, pero la contundencia del látigo marca el compás de la canción silenciosa del desventurado. Y como la hormiga que reconoce la valía de su trabajo, el único horizonte que contempla es volver a ser llamado como Sísifo en una interminable noria de dolor e impotencia.

Las grietas en el rostro ajado del cargador semejan las faldas de las cordilleras que lo circundan. El paisaje y él tienen en común las heridas que dejan en ellos los ríos del tiempo. Su mirada se pierde como las nubes en el horizonte difuso del paisaje brumoso de una alborada. Toda la naturaleza conspira en espirales de derrotas en la humanidad de este hombre. Hace ya unas cuantas centurias, Juan Ginés de Sepúlveda los bautizó como los “incapaces relativos”, su destino ya estaba signado por la injusticia. La hormiga lleva su carga para resguardarse y abastecerse en sus épocas austeras, pero el cotero en su arrevesado destino no tiene otra salida que su capacidad de carga que le vindica su epíteto de “relativo”.


Deja un comentario

Entrevista al Dr. José Manuel Castellano sobre educación universitaria en tiempo de Covid-19

unicovid

José Manuel Castellano es Doctor en Historia por la Universidad de La Laguna (España), Profesor Titular de la Universidad Nacional de Ecuador; profesor de posgrado en la Universidad Tecnológica Indoamérica; docente de la Universidad Católica de Cuenca; miembro de la Academia Nacional de Historia de Ecuador; Editor de la Revista de Historia, Patrimonio, Arqueología y Antropología de América (REHPA); Editor-Jefe de la Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina; y Director de la Cátedra “Guadalupe Larriva González” de la Universidad Católica de Cuenca (Ecuador).

_____

¿Usted cree que la tecnología ha supuesto un avance en la Educación en estos tiempos de Covid-19?

Real y rotundamente no. Esa migración de emergencia de una modalidad educativa presencial a otra “supuestamente” online tiene un corte más de ficción que de real. Además, encierra un mensaje engañoso. Se pretende trasladar a la sociedad en estos momentos una aparente “normalidad” académica, que está sustentada en una improvisación absoluta y que tiene múltiples afecciones negativas de todo tipo. Esta realidad, desde mi punto de vista, supone en sí el adelanto de un proceso de intervención y control educativo más estricto, que se veía venir y que las circunstancias derivadas por esta crisis sanitaria mundial han acelerado su proceso. Una dinámica impulsada por el dominio y control social de las grandes empresas multinacionales del sector. En definitiva, no es otra cosa que otro fuerte golpe globalizador al proceso educativo y, por tanto, una consolidación de las relaciones de dependencia, desigualdad y en la construcción de individuos a imagen y semejanza a los valores que propugna este sistema.

¿Esta crisis ha puesto de manifiesto que no se estaba preparado para afrontar un traslado a una educación online?

La verdad es que uno se sorprende cuando oye esos comentarios, porque responde más a una justificación que a un análisis. En primer lugar, porque parece como si el sistema educativo presencial dispusiera de unas óptimas condiciones, cuando en la realidad cuenta con graves deficiencias y desequilibrios. Creo que esos comentarios intentan desviar la atención real del problema educativo al destacar las grandes carencias tecnológicas, como si no fuera un elemento estructural de una sociedad en desigualdad. Evidentemente esa es una lectura muy superficial que descontextualiza la educación del hecho social real. Esa visión también recurre a señalar esas carencias de dispositivos y conectividad como responsables de una modalidad que atenta al Derecho Universal de la educación como si no estaba presente en la fase prepandémica. Creo que habría que preguntarse si la modalidad presencial ha sido valedora en garantizar ese derecho y con calidad. Desde mi perspectiva tampoco ha cumplido con ello, por el simple hecho que la educación no es más que un reflejo del mundo social y de sus profundas desigualdades. La verdad es que uno no llega a comprender esas voces que apuntan a que la pandemia ha puesto de relieve los déficits y carencias de dispositivos tecnológicos en la Educación, porque esas insuficiencias estaban presentes. Evidentemente no se puede descubrir la pólvora en pleno siglo XXI, a no ser que esos mensajes escondan intereses y fines alejados de transformar la educación y la sociedad. En definitiva, como señalaba anteriormente, pueden cambiar las formas aparentemente pero se mantiene el mismo sistema educativo desigual y clasista.

Acceso al texto completo de la entrevista


1 comentario

Un general cobarde y autoritario: así definía el padre del comunismo al español Simón Bolívar

muerte-bolivar-kaVF--620x349@abc

Cerramos esta trilogía dedicada a Simón Bolívar con el testimonio brutal de Karl Marx, que emitió durísimos juicios sobre el Libertador. Y aprovechamos para recomendar anteriores entradas del blog que contemplan diversos puntos de vista acerca de esta figura histórica cuya conversión en ‘héroe’ y la consiguiente mitificación impidieron analizar y comprender su realidad humana:

Un libro denuncia el genocidio silenciado que Simón Bolívar aplicó a los españoles en América

Españoles expulsados de América: la otra cara de los procesos independentistas del siglo XIX

Luis Castro Leiva y Simón Bolívar

Desmitificando a Bolívar

_____

Lejos del relato clásico de la lucha de los americanos por conseguir su independencia respecto a los españoles, las sucesivas guerras de emancipación que se vivieron en los territorios del Imperio español fueron, en esencia, una guerra civil entre españoles, esto es, españoles de América contra españoles de Europa. Simón Bolívar, un criollo de ascendencia española y dueño de grandes plantaciones, era tan español como el que más. Un buen representante del caudillismo y la intromisión de elementos militares en la política tan característicos de la historia ibérica en el siglo XIX.

Fiel a su sueño de crear a toda costa unos EE.UU. en el sur de América, Bolívar no dudó en imponer su idea del nuevo país a territorios en los que, como en Perú, se veía con recelo sus intromisiones. Su visión democrática estaba deformado de origen por la idea de que él y los militares que habían participado en las guerras de independencia debían gozar de una posición especial de forma vitalicia. En sus últimos años de vida, el «libertador» empezó a acaparar poder y actuar de forma despótica, incluyendo dos años de dictadura pretoriana. La amenaza del ejército peruano de La Mar, la insubordinación del general de su mayor confianza, José María Córdoba, y un intento de asesinato el 25 de septiembre de 1828 señalaron la puerta de salida al caudillo. Bolívar, gravemente enfermo y en proceso depresivo, presentó su dimisión en 1830 ante el Congreso colombiano y vivió sus últimos días torturado por las noticias que llegaban de más y más fragmentaciones de las repúblicas americanas.

A su muerte, la figura de Bolívar fue víctima de un proceso de mitificación en términos inverosímiles, que dura hasta la actualidad. Sin embargo, no han faltado desde entonces pensadores, incluso de un espectro ideológico progresista, que comprendieron lo limitada que era la idea que el libertador tenía de la democracia. El prusiano Karl Marx, considerado junto a Engels el padre del comunismo práctico, no dudó en criticar con dureza a Bolívar en un texto titulado «Bolívar y Ponte», escrito en 1858, donde le presenta como un pésimo militar con tendencia a acaparar poder.

Texto completo fuente original


Deja un comentario

Enrique Gallud Gardiel. Simón Bolívar en México

bolivar mexico

Se incluye esta entrada en el blog para tratar de despejar -en la medida de lo posible- la ignorancia de un aprendiz de brujo que niega que Bolívar tuviera la menor relación con México. Tal vez no recuerda el autoproclamado sabio que el Congreso Constituyente mexicano de 1824 nombró a Bolívar ciudadano mexicano: https://www.files.ethz.ch/isn/125452/8007_simonBolivarCiudadano.pdf

_____

El año de Bolívar ha sido el momento idóneamente elegido por la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno mexicano para reimprimir este curioso número del Archivo Diplomático Mexicano, publicado originariamente en el año 1946. ¿Tiene este trabajo hoy en día actualidad y validez? Indudablemente, ya que, en honor del Libertador y para su mejor estudio, los gobiernos y las asociaciones culturales de toda índole, de América y otros lugares del mundo se dedican a reunir, editar y compilar toda la información posible relacionada con esta figura, que, a pesar de los años transcurridos, sigue apareciéndosenos como monumental. A todo este cúmulo de material docto y divulgativo, el libro Bolívar en México añade particularidades interesantes. Su carácter concreto y racionalmente específico le pone fuera del alcance de la mayoría del público, pero lo convierte, por esta misma razón, en un tesoro inapreciable para el estudioso Bolivariano, ya que, junto con cartas de Bolívar ya conocidas, encontramos despachos y comunicados inéditos para el lector, de las cancillerías de México, correspondencia con el Libertador sobre asuntos políticos y los comentarios y opiniones de los diplomáticos del momento sobre la figura de Bolívar.

Rafael Heliodoro Valle, el compilador y anotador de los documentos, intenta, en el prólogo al libro, mostrar la relación de Bolívar con México, la importancia que allí se dio a la labor del militar y la impresión que el país causó en el hombre. El primer documento que encontramos es la carta que en 1799 escribiera el joven Bolívar, desde Veracruz, a su tío, don Pedro Palacios, contándole sus impresiones de su primer viaje a este país. Desde 1823 a 1831 las informaciones y noticias sobre las hazañas de Bolívar en el continente fueron frecuentes en la prensa mexicana. Un diario, El Sol, publicó infinidad de artículos sobre Bolívar, siguiendo sus campañas paso a paso y mostrando un interés siempre creciente por aquel creador de naciones. Incluso al fin de la vida de Simón Bolívar, este diario fue el primero en publicar la infausta noticia. Junto con ésta, incluyó una “Canción fúnebre por la ausencia eterna del Libertador de tres repúblicas”, en donde se incluían los versos siguientes:

Ya Bolívar no existe en la tierra;
él habita en la sacra mansión,
él nos deja de luto cubiertos
y anegados en llanto y dolor.

Estos versos muestran palpablemente los sentimientos que la muerte del caudillo despertó en el pueblo mexicano. En el país, la reverencia por esta figura fue grande e incluso uno de los barcos mexicanos llevaba su nombre.

Sin embargo, y lo que es curioso, el diplomático cuyos informes abundan más en esta recopilación no fue bien acogido por el gobierno colombiano, que en julio del año 1829 solicitó su retiro. José Anastasio Torrens fue el primer diplomático mexicano en Colombia, con categoría de Encargado de negocios, y fracasó diplomáticamente quizá debido a sus conexiones con el general Santander, vicepresidente de la República. Se ve la objetividad del trabajo que, lejos de afectar partidismos o preferencias, pone ante el lector los hechos y las declaraciones textuales para mejor comprensión del momento.

Cada uno de estos documentos tiene datos y opiniones de gran valor para el que estudia la figura de Bolívar, por lo que el libro, reiterarnos, merece un puesto en una bibliografía sobre el Libertador. El trabajo se halla adecuadamente comentado y contiene un índice de nombres con interesantes referencias sobre los autores de estos comunicados o sobre las personas aludidas en ellos.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

César Cervera. Lo que pensaba Simón Bolívar sobre los indígenas: «Más ignorantes que la raza vil de los españoles»

simon-bolivar-revista-ikaro

El relato sobre la independencia de los territorios españoles en América se fundamentó en que todo se hacía para devolver sus tierras a los herederos de las civilizaciones precolombinas. Los criollos, españoles nacidos en América, se presentaron así como las voces y guardianes de los indígenas frente al malvado Imperio español, a pesar de que el tiempo demostró lo que Napoleón resumía en su frase «la mayor parte de aquellos que no quieren ser oprimidos, quieren ser opresores». La independencia empeoró, en la mayoría de casos, las condiciones de vida dela población indígena.

Su origen español no fue estorbo para que los líderes criollos ensalzaran a los indígenas como los fundadores de la nacionalidad que debía vertebrar el nuevo mapa de América. Esta actitud conllevó una selección de pasajes de la Historia, de modo que se desdibujó el papel de los criollos como explotadores de los indígenas. No en vano, el primer obstáculo para este desdoblamiento de personalidad fue la actitud clasista de los criollos que, dentro de la estructura social americana, ocupaban un puesto más elevado que el de los indígenas. En consecuencia, muchos libertadores se desataban de elogios a los indios en público para lograr su apoyo, mientras los despreciaban en privado y tomaban medidas para no compartir con ellos el poder.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Manuel Ferrer Muñoz. ¿La democracia liberal en jaque?

demojaque

El quehacer de SAICSHU es de carácter académico y no político; y por eso tratamos de evitar tomas de posturas políticas susceptibles de ser consideradas partidistas.

No cabe duda del peso de la subjetividad y de los valores en la articulación de las ciencias sociales, que, inevitablemente, se sustentan y se desarrollan sobre la base de planteamientos filosóficos. Porque el cultivo de las ciencias sociales comporta un compromiso moral, es obligado señalar aquellos escollos que representan peligros y que deben ser identificados como puntos rojos susceptibles de atentar contra la convivencia ciudadana.

Los científicos sociales del siglo XX debieron de padecer miopía, cuando no ceguera, pues dejaron de advertir a tiempo la amenaza para los valores en que se sustentaban las democracias occidentales de ideologías tan desestabilizadoras como las que difundieron personajes tan siniestros como Stalin, Hitler o Mao Tse-Tung, por citar sólo algunos. En sucesivas entradas del blog aparecerán inquietantes pasajes de algunas de estas biografías que han pasado de puntillas por los libros de historia.

Desde hace unos años han prendido en Europa movimientos antisistema que minan los pilares de las democracias de inspiración liberal. Surgieron impulsados por el rechazo de unas clases políticas infestadas por la corrupción y puestas en evidencia por la divulgación de escándalos que socavaron la confianza de sus electores tradicionales. Y muchos dimos la bienvenida a esa bocanada de aire fresco que parecía aportar nuevo sentido a una actividad, como la política, que, al convertirse en un modo de vida cómodo para el que no se requería particular talento -sólo docilidad, sonrisas y de vez en cuando teatral indignación contenida-, se había convertido para muchos mediocres en un refugio donde cobijarse en tiempos difíciles.

El fracaso a que se vio abocado Syriza -el partido de Alexis Tsipras- en Grecia, cuando asumió la responsabilidad de gobernar, por la manifiesta hostilidad de la troika comunitaria, debió hacer pensar a formaciones políticas afines -Podemos (España), por ejemplo- que no hay vida más allá del euro y del paraguas de la Unión, por muy injustas, inequitativas y discutibles que sean muchas de sus directrices. Tsipras capituló en toda regla, atropelló sus promesas electorales, y firmó un nuevo memorándum de austeridad con la UE.

Por carambolas de la vida, Podemos, una formación antisistema, ha pasado a formar parte del Gobierno español, con el decidido objeto de tumbar el Estado que se edificó sobre una Constitución que no les gusta. Las consecuencias saltan ya a la vista e irán visibilizándose aún más en el curso de los próximos meses. No saben o no les interesa la gestión sino el aprovechamiento del privilegiado espacio político que se les ha concedido para sus luchas callejeras con las formaciones políticas de centroderecha. Como botón de muestra, las quejas de la presidente de la Comunidad de Madrid sobre el papel que debió desempeñar Pablo Iglesias, en su condición de vicepresidente segundo y responsable de Derechos Sociales, en la coordinación del trabajo que las Comunidades Autónomas habían de desarrollar para atender a los ancianos alojados en residencias: “Iglesias nunca llamó para ayudar, y siempre que pudo ha echado gasolina”.

Resulta difícilmente imaginable que, a pesar de la excepcional coyuntura internacional de la depresión económica que sigue a la pandemia del coronavirus, la Unión vaya a entregar cheques en blanco a aventureros que han exhibido nula capacidad de gestores cuando han desempeñado cargos públicos. Pero todo puede ocurrir. Y la enfermiza agitación que rodea el circo mediático de Podemos plantea retos de primera magnitud en una España tambaleante por una crisis del sistema de partidos análoga a la que se padeció en Italia hace unas décadas, con las consecuencias que todos conocemos.


Deja un comentario

Carta Abierta de la Asociación de Becarios Retornados del Ecuador

abrec

Dedicamos la anterior entrada del blog al incumplimiento de las obligaciones contraídas por el Gobierno del Ecuador con más de mil becarios en universidades nacionales y extranjeras, que han dejado de recibir el dinero de las becas por parte de la Secretaría de Educación Superior. Es claro que el Gobierno del Ecuador actúa de modo ilegal e irresponsable, sin reparar en el daño causado a esas personas.

Hoy reproducimos una Carta Abierta de la Asociación de Becarios Retornados del Ecuador (ABRE), que manifiesta su preocupación por la falta de perspectivas laborales satisfactorias y de la vulneración de los derechos como trabajadores de muchos becarios que han regresado al país después de haber terminado sus estudios en el extranjero.

Ciertamente se trata de una situación lamentable, la misma que padecen los profesores universitarios de todo Ecuador, víctimas de abusos que se han denunciado desde estas páginas.

Sí resulta preocupante, por la connotación abiertamente xenófoba que subyace en su planteamiento reivindicativo, que los dirigentes de ABRE recurran, como supuesto agravio comparativo, a la mención de la nutrida presencia de docentes extranjeros en las universidades ecuatorianas. Y esto resulta intolerable. ¿Pretenden que se retiren, para ceder a esos becarios sus puestos de trabajo, personas que abandonaron sus hogares en otros puntos del planeta y, con esfuerzo y tesón, se labraron un futuro profesional en Ecuador? ¿Olvidan, quizá, que la formación de los becarios ha sido posibilitada en instituciones universitarias del extranjero que les abrieron sus puertas sin hacer ascos a su nacionalidad? ¿Piensan, tal vez, que por el hecho de haber gozado de una beca y de ser ecuatorianos tienen derecho a una plaza en cualquier universidad nacional?

Pareciera como si el privilegio de haber gozado de una beca para ampliar sus estudios les concediera un derecho particular sobre el común de los mortales que no pudieron acceder a la beca, o sobre personas de otros países que, por su condición de extranjeras, debieran ser relegadas a un estatuto aparte, inferior al de los ciudadanos ecuatorianos, por la simple razón de que han nacido fuera del país.

La inconstitucionalidad de tales pretensiones no precisa ser argumentada y priva de razón a una Asociación que apenas logra disimular las lacras racistas y xenófobas que tanto la perjudican.


Deja un comentario

Becarios ecuatorianos tienen que sobrevivir a la pandemia sin dinero

Becario--1024x574
Al menos 1.200 becarios de universidades nacionales y extranjeras no reciben el dinero de las becas por parte de la Secretaría de Educación Superior.

Andrea L. obtuvo una beca para estudiar una maestría en España, después de haber sido una de las mejores estudiantes de pregrado en una universidad ecuatoriana. Llegó a Europa con la idea de lograr el ansiado título de cuarto nivel dejando a su padres en Quito. Pero, en marzo de 2020, la llegada de la pandemia de covid-19 lo cambió todo y su vida como estudiante se convirtió en una batalla por sobrevivir.

De pronto dejó de recibir los USD 1.200 mensuales que se supone le debía entregar la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) como parte del programa de becas que financia el Gobierno.

Ese dinero, que es parte del contrato que firmó con la Senescyt, no solo sirve para pagar la colegiatura, también el arriendo y la alimentación.

Inicialmente se las ingenió para mantenerse con sus ahorros, pero el retraso en los desembolsos, por parte de Senescyt, la empujaron a vender parte de su ropa y varios artículos personales para cubrir el arriendo y comprar comida.

Desde España, esta joven afirma que ha considerado abandonar la universidad, pues su alternativa es gestionar un crédito bancario para costear sus necesidades básicas en un país ajeno.

Ella dice que el retraso para los becarios en el extranjero es injusto, pues por su condición de estudiantes no tienen la posibilidad de trabajar, además que gran parte de mundo estuvo paralizado y eso significó la pérdida de miles de empleos.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Renaud Vivien. «La fausse annulation de dettes africaines annoncée par le président Macron»

dettes

Dans son allocution télévisée du 13 avril, le président français Emmanuel Macron annonçait « l’annulation massive de la dette » des pays africains pour les aider à lutter contre le coronavirus et à surmonter la crise économique. Cet engagement fut de courte durée. En moins de vingt-quatre heures l’« annulation massive » se transformait en un simple report de paiement sur une partie de la dette des 76 pays les plus pauvres.

S’exprimant à l’occasion d’un point presse, le ministre français de l’Économie et des Finances annonçait dès le lendemain, avoir trouvé un accord au sein du Club de Paris et du G20 (deux groupes informels représentant les principaux états créanciers), pour seulement suspendre le remboursement d’une partie de la dette due en 2020 par ces 76 pays.

Confirmé ce 15 avril lors de la réunion des ministres des Finances du G20, ce moratoire partiel n’est absolument pas à la hauteur de la crise et contredit même le président français.

Texto completo en fuente original