ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Rolando Herrera. En México prevén 12 millones de pobres extras

doce millones

La contracción económica que ya está generando la pandemia del Covid-19 incorporará a 12.2 millones de mexicanos a la pobreza si la Administración de Andrés Manuel López Obrador no lo impide, advirtió Miguel Székely, director del Centro de Estudios Educativos y Sociales (CEES).

En una investigación desarrollada en conjunto con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) se sostiene que este aumento masivo de la precariedad económica puede evitarse con la implementación de cinco programas que tendrían un costo de 159 mil millones de pesos, que representan apenas el 0.66 por ciento del PIB.

México, pese a ser la segunda economía de Latinoamérica, indicó Székely, es el país de la región que menos acciones de amortiguamiento ha anunciado.

Székely, quien fue subsecretario de Sedesol (2002-2006) y subsecretario de la SEP (2006-2010), elaboró un estudio para determinar cuál será la población afectada y qué medidas se pueden adoptar para aminorar el efecto.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Revista Latinoamericana de Estudios Educativos

latinoamericana

La Revista Latinoamericana de Estudios Educativos (RLEE), de la Universidad Iberoamericana de México, es un órgano de difusión científica multidisciplinario, que promueve una visión de justicia educativa en la diversidad y la inclusión social. La búsqueda de una sociedad más libre y justa da pertinencia a la publicación de los resultados de la investigación educativa y a la difusión de su conocimiento en México, Latinoamérica y el mundo.

Se halla abierta una convocatoria permanente de la RLEE, accesible desde este enlace.


Deja un comentario

Webserie chilena expone “la muerte” de las universidades y cómo mutaron en “productoras de papers que nadie lee”

chile

Producto de una investigación de tres años, Pliegue, colectivo que busca democratizar la filosofía y la estética contemporánea, estrena Paradojas del Nihilismo: La academia, una webserie de seis capítulos que verá luz el próximo 27 de mayo, y relata una profunda crisis en la universidad como institución.

Con un equipo audiovisual liderado por mujeres, la webserie muestra el triunfo del neoliberalismo cognitivo en las universidades y cómo se convirtieron durante los últimos treinta años en centros de acreditación, impresoras de títulos, compañías que producen empleados y productoras de papers que nadie lee.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Mayte Rius. ‘Millennials’: así va a marcarles la Covid-19

millennials

Crecieron en una época de prosperidad y forman parte de la que se considera la generación española más y mejor formada. Muchos tienen estudios superiores, hablan varios idiomas, dominan las tecnologías digitales… Pero cuando se disponían a salir al mundo laboral estalló la burbuja y vivieron una durísima crisis económica. Y ahora, apenas una década después, cuando podían soñar con una mejora de sus condiciones, cuando por edad deberían estar relevando a la generación anterior en puestos de responsabilidad y creando hogares, se ven abocados (junto al resto de la sociedad) a la que ya se anticipa como la mayor crisis económica desde la Guerra Civil como consecuencia de la Covid-19.

Son los millennials, una generación (los nacidos en los ochenta y primeros noventa) sobre cuyos valores y motivaciones se ha hablado y escrito mucho, que ha sido tildada de hedonista y narcisista. Lo cierto es que la anterior crisis a muchos les pilló por sorpresa, vieron frustradas sus expectativas de futuro, y se dispararon los cuadros depresivos y de ansiedad. La precariedad se convirtió en su nueva realidad y limitó las oportunidades de poner a prueba sus capacidades como adultos justo cuando habían de despegar como tales. ¿Y qué pasará con este nuevo golpe ahora que transitan la treintena? ¿Serán los millennials una generación marcada por las crisis? ¿Están condenados a “vivir peor que sus padres”?

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Miguel Gómez Garrido. Deshumanización, sobrecarga, burocracia… Los obstáculos de la docencia confinada

virtual

Los intentos de improvisar mecanismos alternativos a la enseñanza presencial, en todos los niveles, han constituido un fracaso estrepitoso.

El trabajo que sigue, del que es autor un reputado especialista, confirma la calamitosa gestión de la ‘docencia confinada’ en España, tanto en universidades como en institutos. El detalle con que se retrata la situación y la cercanía con que se señala el impacto de esta improvisación sobre la vida de los profesores y de los estudiantes hace más que recomendable la lectura atenta de este importantísimo testimonio.

Capítulo aparte lo constituyen muchos otros países -Latinoamérica, en su conjunto, por ejemplo-, en los que la disponibilidad de una computadora personal y de acceso a Internet no están tan extendidos, ni muchísimo menos, como en la Unión Europea. En esas condiciones, pretender suplir de un día a otro la enseñanza presencial por la virtual es intentar la cuadratura del círculo.

Sería interesante conocer la experiencia recogida en Estados Unidos.

_____

“Es un auténtico desastre porque nadie estaba preparado”, resume, en un titular, Eva Aladro, profesora en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. La docente sintetiza el sentir de una parte del profesorado. Consideran que el coronavirus ha depositado sobre sus espaldas más horas de trabajo, tareas y dificultades. Y que las están desarrollando en condiciones poco favorables.

“Estamos echando un montonazo de horas. Mi marido me dice que parece que estoy condenada a trabajos forzados”, confiesa Blanca Álvarez, maestra de un instituto madrileño. “Trabajo el doble y me pagan la mitad. Literal. Me han reducido el sueldo porque se han dado muchos alumnos de baja, pero sigo dando el mismo número de clases. Y a los que no se conectan les tengo que mandar las clases vía e-mail. Y son dos clases diferentes”, lamenta Julia, profesora de una academia de inglés.

¿Por qué se han extendido tanto sus horarios? A la dificultad de preparar las clases extraordinarias, se le suma el aumento de encuentros de coordinación, los cursos de manejo de las herramientas, las evaluaciones y la burocracia. “La administración no para de pedir el informe del informe”, critica Álvarez. “Nos exigen justificar continuamente todo lo que vamos haciendo, cosa que no te exigen en el día a día”, explica Blanca Fuentes, docente en el Instituto María Rodrigo, el único público del Ensanche de Vallecas, en Madrid.

Las reuniones de coordinación entre el personal de los centros se han multiplicado. “Acabo de terminar la segunda del día”, informa Álvarez, que además es jefa de su área departamental. Hay lugares, no obstante, en que no se pueden ni producir. En la Complutense, tras la masiva fusión de departamentos, algunos integran a más de 80 profesores. “Es imposible. No pueden intervenir ni llegar a decisiones colectivas”, indica Eva Aladro.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Más de 100 ingresados en Estados Unidos tras ingerir detergente o lejía contra el coronavirus por las indicaciones de Donald Trump

trump

La previsible consecuencia de las ‘sarcásticas’ declaraciones de Donald Trump. O cuando un gobernante se permite frivolizar sobre cuestiones que pueden acarrear la pérdida de vidas humanas.

_____

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió que las inyecciones con desinfectante podrían ser un tratamiento contra el coronavirus, una idea que ha generado una fuerte polémica y rechazo entre la comunidad médica en EE.UU.

Además, yo veo que el desinfectante, que lo noquea (al coronavirus) en un minuto, un minuto, así que si hay una forma de hacer algo con eso, inyectándolo adentro (del cuerpo) o casi como una limpieza”, afirmó Trump.

Tras la polémica, Donald Trump, dijo que estaba hablando ‘sarcásticamente’ cuando sugirió que las inyecciones con desinfectante podrían ser un tratamiento contra el coronavirus.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Beatriz Parera. Coronavirus en España: las sanciones por violar el confinamiento

confina

Octubre de 2018. El ministro Fernando Grande-Maslaska lleva tres meses al frente de Interior. Su departamento publica una instrucción en la que interpreta la Ley de Seguridad Ciudadana y establece cómo se deben abordar determinadas infracciones, entre ellas la desobediencia y la resistencia a la autoridad. En el documento, que firma su entonces secretaria de Estado Ana Botella, se indica que no se podrá multar por esta circunstancia salvo que la persona afectada muestre una oposición física ante instrucciones dadas por los agentes. La norma, aprobada por el PP y bautizada como ‘Ley Mordaza’, era por entonces uno de los caballos de batalla del Ejecutivo de Pedro Sánchez que anunció en varias ocasiones su intención de derogarla.

Abril de 2020. Ha pasado un año y medio, una crisis sanitaria y un estado de alarma. El mismo departamento, dirigido por la misma persona, interpreta la misma ley de forma totalmente opuesta. Determina ahora que para multar por desobediencia no es necesaria ya una actitud de resistencia violenta. Ni siquiera es necesario que las Fuerzas de Seguridad realicen un requerimiento previo. Cualquier ciudadano sorprendido en la calle y cuya presencia no corresponda a alguno de los supuestos de excepción al confinamiento general se enfrenta a la apertura de un expediente administrativo por desobedecer de 600 euros.

La instrucción de octubre de 2018 analizaba el artículo 36.6 de la ‘Ley Mordaza’ y se basaba en la jurisprudencia existente sobre la desobediencia a la autoridad cuando esta no llega a considerarse delito. Indicaba así que para poder sancionar por este motivo debe existir “una acción u omisión que constituya una negativa implícita o expresa a cumplir una orden legítima”. Especificaba, además, que la persona advertida debía mostrar esa resistencia “usando oposición corporal o fuerza física ante el desarrollo de las competencias de la autoridad o sus agentes”.

“Por tanto debe entenderse que una leve o primera negativa al cumplimiento de las órdenes o instrucciones dadas por los agentes no puede constituir una infracción del artículo 36.6 si no se trata de una conducta que finalmente quiebre la acción u omisión ordenada por los agentes actuantes o les impida el desarrollo de sus funciones”, añadía el documento.

La interpretación choca de forma frontal con la instrucción dada por Interior a las delegaciones de gobierno la pasada semana, en la que se sientan las bases de las sanciones por romper el confinamiento impuesto por el estado de alarma. En este segundo documento, el departamento de Marlaska precisa que se ha constatado que uno de los incumplimientos más frecuentes que se están produciendo y denunciando por los agentes de la autoridad es el de las medidas limitativas de la libertad de circulación.

“Tal incumplimiento debe considerarse desobediencia a las órdenes dictadas por el Gobierno, como autoridad competente en el estado de alarma; órdenes que gozan de valor de ley y constituyen mandatos directos dirigidos a la ciudadanía que han tenido una amplia difusión, además de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, y, por tanto, su inobservancia pueda subsumirse en el tipo infractor de la desobediencia a la autoridad del artículo 36.6 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana“, se asegura ahora.

Texto completo en fuente original


1 comentario

Con pretextos coronavíricos, en España se restringe y empieza a perseguirse la libertad de expresión

censora

No sólo fue la jauría azuzada contra Pedro Cavadas y contra cuantos osaron disentir de la verdad oficial.

Hemos entrado ya en el terreno del espionaje callejero, seguramente inspirado en las prácticas en la Cuba castrista de algunos de los aprendices de brujo encaramados al Gobierno de España.

Las recientes e imprudentísimas declaraciones del Jefe de Estado Mayor de la Guardia Civil permiten constatar que también la institución armada ha sido puesta al servicio de la operación ‘tapabocas’.

La situación, si no fuera trágica, es para invitar a la risa y al desprecio de quienes se abajan a esos extremos de infamia.

Transcribimos a continuación un texto escogido al azar de entre los innumerables del mismo tono que circulan en las redes sociales, a pesar de las amenazas de los filonazis.

Por pudor hemos omitido algunos adjetivos (des)calificativos.

____

Esta es la carta que Adriana Lastra, la […] portavoz del PSOE, y Ábalos, el ministro […], han dirigido a la militancia del PSOE. Podría ser muy bien la carta que un jefe de los “camisas pardas” le hubiera dirigido a sus “juventudes”. En un lenguaje santurrón y falso lo que le piden a la militancia es que se conviertan en chivatos y censores de los ciudadanos españoles. No se trata de que intenten explicar lo inexplicable: de lo que se trata es de convertir a las juventudes socialistas, a sus afiliados, en delatores. Hablan de mentiras, y ellos son los más mentirosos; hablan de odio y tenemos a un vicepresidente que destila odio por los cuatro costados. La carta es un manual de intenciones por parte del partido; intentan amedrentar.

libertad de opinión