ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades

Memoria histórica: la frustrada matanza de cartujos en Barcelona

Deja un comentario

Reproducimos un artículo de C. S. Macías que recoge una reciente investigación sobre el fanatismo antirreligioso de las milicias revolucionarias de Barcelona durante la Guerra Civil. En el caso que nos ocupa, se aportan testimonios de primera mano sobre la proyectada matanza de cartujos, monjes contemplativos que viven en clausura.

_____

En plena Guerra Civil, en la Barcelona de 1936, Doña Mercedes Doménech, a quien los cartujos llamaban «la señora o la Dama de Panamá», se convirtió en su benefactora y protectora durante el periodo en que los religiosos estuvieron bajo su custodia en la llamada Casa Convento. La llamaban así, ya que había vivido años en Panamá así como su hijo Andrés, que era súbdito americano.

El médico otorrinolaringólogo catalán-universal, Pedro Clarós, bucea en su historia familiar, la que le llevó, previamente, a elaborar una tesis doctoral en Historia (UIC) sobre «la participación de las familias catalanas en la salvación de esta comunidad religiosa ubicada en Tiana» y que incluso entregó una copia al Papa Francisco en audiencia privada, indexándose en la biblioteca Vaticana.

En La Dama de Panamá (RBA), Clarós novela los hechos reales de una historia que ha permanecido en silencio más de 80 años y que aconteció en una España en guerra en la que la persecución religiosa, por parte de las milicias FAI y revolucionarias, también puso su mira en los frailes cartujos de Montalegre. Algunos fueron asesinados en las cunetas de la carretera y otros acabaron refugiados en los hogares de familias de Badalona a estancias del propio alcalde de la ciudad.

Doña Mercedes comandó desde su casa la ocultación estratégica de aquellos monjes y finalmente su huida del país, tras una aventurada planificación calculada al milímetro. La «Dama», contó, paralelamente con otras personas «mágicas y con extraordinario ingenio» que le ayudaron cumpliendo así con su voluntad; una parte que también queda reflejada en el libro. En él se recopilan muchas situaciones de «riesgo extremo» con hechos insólitos donde, Clarós, mediante un diálogo con su padre Andrés, hijo de Doña Mercedes, recibió el legado de una narración de la que se guardaron, durante muchos años los manuscritos de los testigos, los monjes que vivieron aquel periodo. Los documentos fueron dados en propiedad a la familia Clarós, bajo la custodia de Doña Mercedes, por deseo personal de los monjes y otra copia se depositó en el archivo Privado de la Cartuja. «Si estos manuscritos caían en manos enemigas, podrían ser muy negativas para todos», subraya. La fiel custodia se mantuvo hasta que el doctor Clarós lo ha hecho público con este intrigante libro basado en hechos reales.

Texto completo en fuente original

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.