ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades

Francisco Villa, ¿más villano que héroe?

Deja un comentario

villa

El texto que reproducimos abona la tesis de que los fabricantes de héroes nacionales han sido unos farsantes manipuladores de la historia, hábiles para encubrir miserias e indignidades de quienes, por conveniencia, debían ser elevados a la gloria de los altares patrios. Después de habernos ocupado de personajes que en vida fueron consagrados como héroes, aunque perdieron esta condición tras su fallecimiento –Hitler, Stalin-, y de otros que lograron perpetuarse en la condición heroica por obra de mixtificaciones increíbles –Simón Bolívar, Che Guevara, Mao Tse-Tung-, llega el turno a uno de los supuestos ‘héroes’ de la Revolución Mexicana. Que Dios lo tenga en su gloria… eso sí, lejos de las mujeres a las que martirizó.

_____

En el norte del país existe un gran número de relatos sobre abusos y violaciones de mujeres de todas las edades, cometidas por Francisco Villa y sus huestes. Es también muy común escuchar anécdotas de las familias que escondían a sus esposas, hijas y madres en hornos de pan, pozos, corrales e infinidad de ingeniosos escondites para ponerlas a salvo de Villa. Sin embargo, la tragedia sufrida por más de un centenar de mujeres a manos de los villistas en el poblado de Namiquipa es el caso más emblemático en Chihuahua.

La mañana del domingo 8 de abril de 1917, Villa arribó a Namiquipa buscando a los miembros de la Defensa Social, comandada por Francisco V. Antillón y Anastasio Tena. Aparentemente Villa les había ofrecido la amnistía para que se unieran a sus fuerzas, pero no aceptaron y se replegaron a la serranía. Ahora Villa quería ejecutarlos. Carmen Delgado, apodado “el Ruñi,” uno de los principales matones de Villa, lo provocó: “Mire, mi general, qué desprecio ha hecho mi pueblo”. Éste, enojado, ordenó: “No hay un hombre que nos reciba aquí; bueno, entonces junten a todas las mujeres de 16 años para arriba”. Carmen Delgado y Baudelio Uribe concentraron a más de un centenar de mujeres en el cuartel general, establecido en el barrio del Molino. Roberto Merino refiere que ocurrió “una cosa muy horrible […] las deshonró […] ¡a las señoritas de 16 años para arriba les echaban leva! ¡Y entonces se agarró con la que pudo y las demás se las entregó a los soldados!”

Villa plagió a 110 mujeres y las llevó a su campamento, donde él y sus hombres las violaron.

_____

Reidezel Mendoza Soriano, autor del texto que hemos recogido en esta entrada del blog, ha publicado recientemente Crímenes de Francisco Villa. Testimonios, Amazon, Independently Published, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .