ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades

Juan Fernando Gallardo Lancho. ‘Muerte y vida’, de Gustav Klimt

Deja un comentario

gUSTAV kLIM

Recordad: polvo sois… Luego de algo hay que morir. Y mejor morir con tranquilidad que por terror o por pánico.

Recordad la anécdota.

Un campesino se cruzó con la Muerte y le preguntó: -¿Dónde vas con tanta prisa? -Voy a tu pueblo a matar a veinte personas de peste, le respondió la Muerte.

El campesino prosiguió hacia su chacra (huerto), mientras la Muerte acometía su macabro trabajo.

Ya de anochecida, el campesino regresó al pueblo y vio la desolación: doscientas personas habían muerto en el pueblo y las que quedaban huían despavoridas. Lleno de ira, echó a correr por el camino en busca de la Muerte (que camina despacio). Y, cuando la alcanzó, le gritó: -¡Muerte vil! Me engañaste, dijiste que ibas a matar a veinte personas.

La Muerte le contestó tranquilamente: -No te mentí. Yo sólo maté a veinte personas de peste; las restantes murieron de pánico.

_____

Las caras de algunas personas con las cuales me cruzo estos días me indican que están presas de pánico. Son perfectos súbditos moldeables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .