ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


2 comentarios

Manuel Ferrer. Xenofobia en universidades ecuatorianas

UPSE

El texto que se recoge a continuación –César  Pinoargote Rovello: “¡La Universidad Península de Santa Elena secuestrada por los extranjeros!”- proporciona una muestra del sentir -que no del pensar- de algunos profesores universitarios ecuatorianos que, contagiados por la xenofobia que ha ido prendiendo en el país en los últimos años, han lanzado el desesperado e histriónico grito de “Ecuador para los ecuatorianos!”.

Sin cuestionar el nivel profesional de los docentes e investigadores ecuatorianos, resulta patética la pequeñez mental de quienes, como el autor de ese engendro, quieren asegurarse un coto cerrado, ante el temor de ser derrotados por una competencia para la que no están preparados.

Una vez más, los nacionalismos alicortos anteponen intereses particulares al bien común, sin reparar en que la libre elección del lugar donde se quiere vivir y laborar constituye un derecho humano, al amparo del cual más de dos millones de ecuatorianos pudieron escapar de la crisis derivada de gravísimos errores de sus propios gobernantes.

Lo gracioso del caso es que este cretino -con perdón de los cretinos-, ofuscado por una xenofobia enfermiza de la que daremos cuenta en una entrada posterior, ¡aspira a ser prefecto de Santa Elena!

Y, ahora, ¡agárrense!, porque los párrafos que siguen constituyen toda una colección de perlas.

____

Como ecuatoriano, peninsular y docente universitario debo rechazar lo que está ocurriendo en la Universidad Península de Santa Elena y otras universidades del país.

Mientras docentes y profesionales ecuatorianos y peninsulares con gran capacidad, preparación nacional e internacional y experiencia de más de 5, 10 ó más años son relegados o despedidos de la UPSE, hoy se entregan nombramientos y se ofrecen puestos de trabajo a extranjeros con dudosa preparación académica.

Al otorgar nombramientos a extranjeros se les otorga el derecho de votar en la universidad y de poder ser nombrados como directores, decanos y rectores.

¡¡Lean bien, hermanos peninsulares!!

¡¡¡Ya extranjeros recién llegados pueden ser decanos, directores y rectores!!!

Al mismo tiempo, se deja sin puestos de trabajo y sin oportunidad a peninsulares destacados con gran capacidad que merecen mucho más la oportunidad de transmitir el conocimiento y que requieren un salario para mantener a su familia.

La rectora de la UPSE es cubana, hoy los profesores y algunas autoridades son cubanos, venezolanos, españoles.

Esto es una ofensa para los peninsulares y ecuatorianos y si no detenemos esto muy pronto, nuestro país será secuestrado por los extranjeros.

Hago un llamado a los hermanos asambleístas de la provincia de Santa Elena, a las autoridades nacionales y a todos los ecuatorianos, a defender a los docentes y profesionales ecuatorianos, y a rechazar esta tragedia y ofensa que está ocurriendo en nuestras universidades y otras instituciones públicas de nuestro país.

¡¡MI SOLIDARIDAD Y APOYO A LOS DOCENTES Y TRABAJADORES ECUATORIANOS!!!


Deja un comentario

Manuel Ferrer. Según Lenin Moreno, el acoso sexual es acoso cuando viene de una persona fea

lenin acoso

Lo ha dicho así, con estas mismas palabras, el titular de la Presidencia de la República del Ecuador, que se atrevió a relativizar el acoso sexual y reducirlo a condicionamientos estéticos. Las mujeres que denuncian, dice textualmente el mandatario, “a veces se ensañan con aquellas personas feas”.

Lo que no se entiende es que, a pesar de las lógicas protestas de los grupos feministas, este señor siga ocupando pacíficamente el sillón presidencial o, al menos que no se haya producido un cataclismo en los medios de opinión. Ya se ve que, a la hora de la verdad, todo está atado y bien atado y nada sucede sin el concurso o la aquiescencia de los detentadores del Poder, expertos en ceder lo necesario para continuar su fructífera tarea de beneficiarios privilegiados de los recursos públicos, aunque la persona que se halla en el vértice de la pirámide no se caracterice precisamente por sus luces.

Se cree simpático Lenín con sus bromitas de pésimo gusto y carentes de gracia. Por eso lamenta con un deje de ironía la triste condición de los hombres, “sometidos permanentemente al peligro de que nos acusen de acoso”.

Quien suscribe estas líneas es hombre, y no ha tenido reparo en criticar el sectarismo con que se presentan a veces las reivindicaciones feministas: ver, por ejemplo, Escrache feminista a Pablo de Lora, o Silenciados. Por consiguiente, pienso que no se me puede poner la etiqueta de ‘maníaco feminista’.

Pero lo que el señor Moreno ha escrito es, por decirlo de un modo suave, una necedad intolerable, por más que ofreciera tardías disculpas públicas por su torpeza. Lo triste del caso es que las ocurrencias del amigo Moreno giran en torno a un delito que destruye miles de vidas.

Acceso al vídeo


Deja un comentario

Sara España. La degradación de la deuda ecuatoriana deja sin margen de acción al Gobierno que salga de las urnas en 2021

degradacion

La complicidad entre Lenín Moreno y Rafael Correa comenzó a resquebrajarse apenas un mes después de la sucesión, en 2017, cuando el presidente actual de Ecuador descubrió la “mesa servida” y el rastro de deudas que le dejó quien llevaba una década en el poder. Casi tres años después, no hay visos de que Moreno vaya a dejar al próximo candidato presidencial un terreno más saneado. En 2021 habrá elecciones en Ecuador y en 2022 el vencimiento de los bonos soberanos alcanzará tales montos que la calificadora Moody’s ha decidido desde ya rebajar la nota a la economía ecuatoriana —de B3 a Caa1— en una acción que deja sin margen de maniobra al Gobierno que salga de las urnas.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Franklin Cepeda Astudillo. Catedráticos de excelencia

ignorar

 

Al incluir este artículo en nuestro blog, asumimos la tesis expuesta por su autor: tristemente, en Ecuador hay que silenciar los méritos académicos para no causar daño a los maestros dignos de tal nombre: la envidia y los celos que suscitaría la publicidad de su valía acabarían por hacerles imposible la vida. Éste es el ambiente miserable que se respira en la universidad ecuatoriana, salvo honrosísimas excepciones: no nos engañemos. Sólo un rearme moral es susceptible de limpiar tanta basura, sin que sirvan de nada controles, evaluaciones u otros inventos deleznables ideados por burócratas sin alma.

_____________

A propósito de un artículo en el que desnudé, parcialmente, la escabrosa realidad subyacente a delincuentes, mediocres y truchimanes que se disfrazan de catedráticos, un atento lector me exhortó a que dedicara, así mismo, unas palabras a los maestros de excelencia, esos que no precisan publicidad, exageraciones, autobombos, mentiras ni alharacas para desarrollar su trabajo y dejar huellas de sapiencia y buen proceder en sus más receptivos discípulos: dentro y fuera del país los hay, qué duda cabe; me honro en conocer a muchos de ellos, en algunos casos me honro también en contar con su amistad, su consejo o la lectura de sus libros y producciones científicas. Reduciendo la escala de observación, sin embargo, resulta conflictivo proponer homenajes o reconocimientos públicos, y no porque en nuestro país carezcamos de maestras o maestros que los merezcan, cuanto por los peligros que, según una sentencia con valor de axioma, supone tener la razón en un medio en el que reina la injusticia.

Con cuánto entusiasmo, y en honor a sus virtudes y derechos, quisiera destacar los nombres, apellidos, obras y ejecutorias de catedráticos de excelencia, catedráticos que, sin ser legión, nos devuelven la esperanza; paradójicamente, al pronunciarme desde las entrañas de una sociedad de inteligencia fracasada, –que sistemáticamente conspira contra las posibilidades de las inteligencias privadas (José Antonio Marina)–, sé que con el más leve elogio público no lograría más que hacerles un irreversible daño: si son docentes ocasionales, al rato verán suspendida la renovación de sus contratos; si son docentes de nombramiento, inmediatamente habrán de exacerbarse los acosos y ataques, explícitos o larvados, con que sus entornos laborales, crónicamente tóxicos, reaccionan ante el mérito de buena ley; en una sociedad como la nuestra, –que mata a sus profetas–, el talento estorba, la calidad incomoda, el potencial ajeno fastidia… Como que las ruines ambiciones, inocultables envidias, risibles vanidades e infames granjerías de la mediocridad reinante, encarnada en mangajos y sinvergüenzas aferrados a roles docentes y administrativos, precisan de un escenario que no solo esté purgado de voces críticas y disidentes, sino también de excelencia; se llenarán las fauces de exaltaciones institucionales, o simularán reconocer el mérito del otro distribuyendo esquelitas laudatorias en pública ceremonia, pero se cuidarán, eso sí, de dar visibilidad al mérito bien habido, aquel que representa un “peligro”, aquel al que sistemáticamente se margina de foros académicos, contratos, concursos o nombramientos, instancias que, desde tiempo atrás, no estarán amarradas más que a los nefandos fines de retribuir pagos o aportes de campaña, favores carnales, o hacerse de respaldos políticos que, en el fondo, no pasan de ser inmundas cadenas de confabulación y complicidad entre mediocres, serviles y delincuentes.

Qué pena, qué vergüenza, qué asco… pero por tales cauces es que va nuestra realidad docente y administrativa, que lo diga, si no es así, la ausencia de las más ínfimas menciones institucionales en registros y evaluaciones internacionales que, más allá de su humana factura, sintetizan los logros y la calidad de universidades y entes afines a nivel latinoamericano, no se diga mundial. Consciente estoy de que no caben las generalizaciones, pero también, y muy a mi pesar, de que no existe la menor voluntad política para cambiar tan degradante status quo; poco cabe esperar, en consecuencia, en pro de nuestra educación superior, que mientras en las instancias administrativas, –llámense rectorados, decanatos o direcciones de carrera,– prevalezca la entronización, –óigase bien–, de delincuentes, simuladores y plagiadores de propiedad intelectual, falsificadores de sellos y documentos, defraudadores de la fe pública, acaparadores y ocultadores de información, ejecutores de venganzas y persecuciones en contra del crítico y el disidente, arrastrados lameculos y encubridores de maltratos, acosos, y otras formas de delito, nuestra educación superior no pasará de ser ese vuelo gallináceo en el que ningún observador honrado cree.


Deja un comentario

Convocatoria de la Revista de Estudios Políticos y Estratégicos

Captura-de-pantalla-2020-01-30-a-las-17.03.05-270x350

La Revista de Estudios Políticos y Estratégicos de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) inicia su convocatoria para la edición del volumen 8, núm. 1, 2020. Esta revista chilena está indexada en diferentes bases de datos, como puede verificarse en la web institucional.

El plazo para el envío de los artículos es el 30 de marzo de 2020. Las normas de publicación pueden ser revisadas en: https://revistaepe.utem.cl/normas-de-publicacion/.

Acceso al vol. 7, núm. 2


2 comentarios

Revista Internacional de Comunicación y Desarrollo, núm. 11 y próximas convocatorias

Comunicación

Desde REAL-CODE nos hacen llegar el undécimo número de RICD, que en esta edición se articula alrededor de los ejes Audiovisual Participativo en Europa y América Latina y Ecología de los medios. Puede accederse a cada trabajo clicando en su título.

Asimismo, nos informan de las convocatorias de colaboraciones para los números 12 y 13, abiertas hasta el 15 de abril de 2020 y el 15 de octubre de 2020, respectivamente. Para estas próximas ediciones se sugieren las siguientes líneas de trabajo.

Nº12

1. El audiovisual como motor del desarrollo

a) La influencia de la industria audiovisual en la cultura y el territorio

b) Las políticas públicas del audiovisual en Europa y América Latina

2. Objetivos de desarrollo sostenible e igualdad entre los géneros

a) Comunicación e igualdad de género

b) Políticas públicas y Agenda 2030 (igualdad)

Nº13

1. Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y medio ambiente

a) Comunicación y medio ambiente

b) Políticas públicas y Agenda 2030 (medio ambiente)

2. Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y educación

a) Sostenibilidad y educación

b) Políticas públicas y Agenda 2030 (educación)

 

 

 

Sumario núm. 11 

Presentación de la revista, Marcelo Martínez Hermida

 

Conversaciones

Qual a mensagem de Paulo Freire para os dias atuais?: diálogos sobre a relevância do pensamento de Freire para entender o Brasil hoje

Ana Cristina Suzina, coa participação de Thomas Tufte e César Jiménez

Paulo Freire em um novo contexto político. Diálogos necessários

Raquel Quintino

 

Artículos de investigación

McLuhan desdobrado: teorías, conceitos, tecnologías e rupturas

Osvando de Morais

Cultura e desenvolvimento na nova ecología dos meios: estudo de caso “Filosofighters”, o newsgame transmídia da Superinteressante

Danilo Bressan

Ser y deber ser de la comunicación de las mujeres reclusas en las prisiones de Sinaloa, México: una propuesta socioeducativa.

Ana Imelda Coronel y Jorge Antonio Gastélum

El sentido de la comunicación en adolescentes de una Casa Hogar en Chiapas

Verónica Rodríguez

Participatory Video at the UN Global Migration Film Festival: engaging displaced indigenous Venezuelans in filmmaking at a shelter in Brazil

Amanda Martínez and Fernanda Baumhardt

Narrativas audiovisuales colectivas como vehículo de resignificación identitaria: implementando el vídeo participativo con jóvenes guatemaltecos/as

Marta Figàs

 

Ensayos 

Explorando el campo de conocimiento del video participativo. Un recorrido por las principales aportaciones teórico-prácticas

David Montero y José Manuel Moreno

O que nos une? A comunicação estética do espaço e a agenda 2030

Renata Svizzero e Denis Renó

 

  Revistero

El ascenso de los creadores de imágenes. Cambios en el paisaje mediático brasileño

Mario Sergio Conti

 

Proyectos

Un arquivo para un barrio, un con_Vite á memoria

María Masaguer e Brais Santomil

 

Agenda

Agenda

Convocatoria de colaboraciones

Revisores