ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Próximos números de Fotocinema

 

fotocinema

Núm. 16. La pintura en la fotografía y en el cine, coordinado por Arturo Colorado Castellary (Universidad Complutense de
Madrid) y Vinicius Andrade Pereira (Universidade do Estado do Rio de
Janeiro). Cierre de recepción de artículos: 30 de octubre de 2017.

Núm. 17. Las revoluciones en el cine y la fotografía, coordinado por Pascale Thibaudeau (Université Paris 8) y Sonia Kefka (Université Lyon 2). Cierre de recepción de artículos 30 de abril de 2018.

Más información


Deja un comentario

Fernando Palmero entrevista a Gabriel Albiac: “Si el Gobierno persevera en su ignorancia, tiene la batalla perdida”

albiac

No existen, afirma categórico, ni el sentido ni la finalidad de la Historia y quien ha intentado inventarlos sólo ha conseguido crear destrucción y muerte. La política, dice que comprendió en el París de los 70 de la mano de Althusser, es el instrumento esencial del mal. Y desde entonces se ha dedicado a diseccionar el discurso del poder sin ceder un ápice del rigor analítico al que está obligado todo lector de Spinoza.

“El sentido, pues sería la clave: la fijación de finalidades que la nación materializa y en función de cuya preeminencia todo sacrificio es exigible”. De esta forma precisa define Gabriel Albiac el nacionalismo en su Diccionario de adioses (Seix Barral, 2005). Y advierte sobre su naturaleza destructora: “La gran carnicería colectiva en que se mutó la antigua Yugoslavia no es más que un paradigma de laboratorio de lo que, en otros espacios geográficos, emerge bajo escenografías menos cruentas; por el momento. La certeza, elemental en sus convicciones, de políticos que enarbolan la identidad de sangre y lengua, como fe última e incuestionable teología, se ha convertido en la pesadilla inaugural del siglo”. Religión laica, por tanto, que transforma variedades culturales (sangre, tierra y lengua) en identidades de guerra (todas lo son, dirá Albiac) que comparten “imprecisas fronteras con el fascismo”.

¿Por qué, entonces, se resiste el Gobierno a frenar este delirio del independentismo catalán?

Porque estamos ante un tipo de golpe de Estado con escasos precedentes, ante algo que quizá, aunque sea muy metafórico, se puede llamar un modelo virtual. Es la idea de que un golpe de Estado puede desarrollarse sin costes humanos, económicos e incluso de algún modo sin costes simbólicos. Como si el combate material que ha definido los golpes de Estado desde que Gabriel Naudé inventa el término en el siglo XVII, se hubiese desplazado al ámbito de la escenografía. Un golpe de Estado convertido en un paso de danza. La cosa llega a la caricatura durante el acto insurreccional del 1 de octubre: ¿Qué es lo que lleva a que 17.000 hombres, los Mozos de Escuadra, sin disparar un solo tiro puedan eludir la actuación de una Policía moderna? La idea de que la realidad ha desaparecido y que lo único que cuenta son las imágenes.

¿Por eso no se mandó intervenir al Ejército?

El Estado ha actuado en un anacronismo total. No se ha dado cuenta de que el golpe que se estaba forjando era de un nuevo tipo. Vale que don Mariano Rajoy y su gente no hayan leído nunca a Guy Debord, aunque podían haber consultado a algún especialista, pero tras lo de noviembre de 2014, el Gobierno debería haber aprendido la lección de que tenía, primero, que destruir el golpe en lo virtual, y segundo, saltar por encima de la barrera de lo virtual y ejecutar la imposición material. El Gobierno se ha quedado completamente perdido ante esa estrategia, ha ido jugando permanentemente a la contra y permanentemente mal, porque ya me dirás qué sentido tiene encargar al Ejército que va a ser el responsable de mantener el Estado resultante del golpe a que impida el golpe. Cuando los guardias civiles y policías nacionales fueron a deshacer el roto que habían hecho los mozos, su intervención se convierte en la escenografía de una violación. Y lo que es peor todavía, al ni siquiera llevarlo hasta el final, tienes la imagen del violador, pero encima es el otro el que consigue culminar el proceso.

¿Es un Estado inepto o cobarde?

Ante todo, ignorante. El modo en que han utilizado a los medios de comunicación, el modo en que han puesto la representación imaginaria de los ciudadanos en manos de una gente como la de La Sexta, por ejemplo, que no es más que la máquina de producir representación de toda la banda de los independentistas catalanes y de los grandes empresarios que se benefician de esa dinámica, ese modo estúpido representado arquetípicamente por la vicepresidenta del Gobierno, solamente se puede entender por una ignorancia inconcebible, que no me imagino en ningún otro político de ningún otro país europeo. Si perseveran en esa ignorancia, tienen la batalla perdida. Si no se enteran de una maldita vez de que la representación, en los inicios del siglo XXI, es la representación imaginaria, que todo sucede primero en la escena y luego produce realidad, al contrario de lo que pasaba en el siglo XIX, por supuesto, mientras no entiendan que eso ha mutado, su destino es ser machacados.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

XII Simposio Internacional Educación y Cultura

matanzas

La Universidad de Matanzas (Cuba), con el coauspicio de la Universidad de Tangamanga de San Luis Potosí y la Universidad Autónoma de Chiapas (México), convoca a participar en el XII Simposio Internacional Educación y Cultura, que se celebrará del 10 al 13 de abril de 2018.

Quienes se propongan participar o quieran ser incluidos en la base de datos de interesados en el evento pueden dirigirse a las siguientes direcciones de correo electrónico: escriba2003@gmail.com,  raydel.valladares@umcc.cu.

Más información


Deja un comentario

FLACSO. Programa regional para el estudio y la práctica de la acción estratégica no violenta

FLACSO. Programa regional

El Programa Regional para el Estudio y la Práctica de la Acción Estratégica No Violenta ofrece a profesionales y académicos una gran oportunidad para aprender y reflexionar sobre las alternativas para lograr cambios sociales de manera no violenta.

El curso está diseñado para proporcionar herramientas prácticas, teoría y experiencia de campo a activistas, académicos, profesores, profesionales y otros futuros constructores de la paz de todos los países en el continente americano, de manera que puedan entender el poder de la acción estratégica no violenta para transformar la sociedad y alcanzar justicia social.

Inscripciones hasta el 22 de octubre de 2017

Más información


Deja un comentario

Martín Caparrós. Cataluña: la independencia sigue pendiente

puidemont

El martes 10 de octubre, el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, experiodista, exalcalde de la pequeña ciudad de Gerona y dirigente de Convergencia Democrática de Cataluña, un partido de centroderecha, medio declaró la independencia de Cataluña. O, mejor: declaró que, con el tiempo, va a declarar la independencia. Y sugirió que todo se podía negociar. No podía declarar la independencia inmediata porque su capital político está en baja; no podía no declararla si quería conservar su lugar, si no quería declararse derrotado.

Hace apenas unos días, el domingo 1 de octubre, mientras las imágenes de policías españoles pegando a ancianas catalanas daban vueltas al mundo, su causa parecía al borde del triunfo. Entonces empezó la contraofensiva del gobierno central.

La encabezó un discurso del rey Felipe VI, que reafirmó que ni ese gobierno ni su corona pensaban negociar con los independentistas. Pero la definió una ofensiva conjunta del Estado español y las mayores empresas catalanas. El miércoles 4, el gobierno emitió un decreto que facilitaba la mudanza de esas corporaciones; de inmediato, las sedes de los dos mayores bancos —Caixa, Sabadell— y las empresas de agua y gas de Cataluña abandonaron la región. La democracia a veces funciona así: millones votan un voto cada uno y unos pocos con sus millones valen lo que millones de votos.

La partida de los grandes bancos fue una cascada de agua fría sobre el entusiasmo de muchos independentistas, que se declaraban dispuestos a dar todo por la patria salvo su cuenta de ahorro, sus vidas europeas. Y fue un alud de nieve sobre el presidente Carles Puigdemont y su partido, históricamente ligados a esa banca que los estaba abandonando.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Convocatoria Revista Latinoamericana de Estudios de Seguridad, URVIO, núm. 22

urvio

 Tema central: Estudios estratégicos
enfoques y nuevos debates

 

Coordinación: Raúl Salgado (FLACSO Ecuador)

Envío de artículos: hasta el 12 de febrero de 2018

Publicación: junio de 2018

Envío de artículos: sólo a través de la plataforma de la revista: http://revistas.flacsoandes.edu.ec/urvio/index

El concepto de estrategia y el área de los Estudios Estratégicos han estado sometidos -a partir de las últimas décadas, y en especial, a partir del fin de la Guerra Fría-, a un complejo debate sobre su naturaleza, carácter como disciplina, utilidad, metodología y compromisos ideológicos y culturales. Es claro que el tradicionalmente hegemónico modelo realista-hobbesiano, en sus vertientes geopolíticas y estructurales, enfrenta intensos y variados desafíos a partir de otros enfoques de pensamiento, que buscan entender el fenómeno del conflicto desde nuevas vertientes, algunas de las cuales ponen en duda la comprensión clásica del concepto y del término “estrategia”. En la actualidad, se hallan abiertos intensos debates para una comprensión rigurosa del concepto, su alcance, implicancia y pertinencia. Así, por ejemplo, se hallan en el tapete distintas concepciones respecto a la naturaleza del poder, de la fuerza, de la autoridad o de la hegemonía, y su aplicación en la planificación y en la conducción de las operaciones militares.

Tampoco hay consenso respecto a los límites del término. Una escuela más “clásica” busca restringir el término a la conducción operativa de la guerra, mientras que otras escuelas lo amplían hasta abarcar todo el conjunto de factores sociales, económicos, políticos, psicológicos y hasta culturales que deben ser conjugados en una adecuada preparación para el conflicto (o su disuasión). La relación entre conducción política y conducción estratégica, las tareas específicas de cada cual, sus límites y articulación, es objeto también de renovados debates y disputas en variadas esferas nacionales e internacionales.

El florecimiento de formas de guerra no convencionales abre también problemáticas, porque cada vez es más difícil distinguir los límites entre el Estado de paz y el Estado de guerra. La guerra anti-terrorista, la guerra contra el crimen organizado transnacional y la guerra contra la pobreza parecen haber internalizado como “normalidad” la necesidad de ir construyendo enemigos dignos de ser objeto de un enfrentamiento estratégico o que deben ser tratados como adversarios bélicos, aun sin serles  asignado el estatuto de enemigo o combatientes en el sentido convencional de la estrategia. Al mismo tiempo, varios de estos factores están vinculados a una economía política que busca explicaciones en los Estudios Estratégicos y Relaciones Internacionales.

Finalmente, la disputa teórica y sus consecuencias para las formas de explicar y entender la estrategia y su rol según el paradigma adoptado, siguen aún irresueltas en América Latina. Debido a la naturaleza intrínseca de esta región, hay maneras diferentes de tratar el concepto de estrategia, y, al mismo tiempo, de conceptualizar y estudiar el fenómeno de la guerra y de su conducción. Todo esto tiene implicaciones no sólo en términos del desenlace de las polémicas intelectuales entre los especialistas, sino también en una cadena de prácticas y ámbitos de interés para la gestión pública, para la política internacional, para las relaciones entre el poder civil y militar, para el tipo de instituciones para manejar los conflictos internacionales regionales, para el tipo de fuerzas militares idóneas según cada país, y para el tipo de planificación estatal para la defensa nacional o colectiva de la región.

Es en virtud de lo anterior que se propone el próximo número de la revista URVIO como un espacio donde podamos fortalecer el debate, mediante la selección de un conjunto de artículos que obedezcan a la siguiente selección temática:

  • Contribuciones teóricas recientes sobre el vínculo entre política, estrategia y táctica en el sistema internacional.
  • Nuevas estrategias coercitivas y política exterior.
  • Estrategia e Inteligencia.
  • Conducción estratégica de política pública en defensa y seguridad en América Latina: normativa, discurso y práctica.
  • Cambio tecnológico, poder convencional y guerras irregulares.
  • Securitización, impacto político y estratégico: transversalidades.
  • Economía política y recursos comunes planetarios como factores para el diseño de políticas públicas y temas del análisis estratégico.
  • Paradigmas y tendencias disciplinarias en el campo de los Estudios Estratégicos y las Relaciones Internacionales.
  • ¿Obsolescencia de la guerra convencional entre estados? Su naturaleza en la actualidad.
  • Crimen organizado y actores violentos no estatales como nuevos retos de la estrategia.
  • El ius ad bellumy el ius in bello en el contexto de las nuevas formas de conflicto en América Latina.
  • Viejos conflictos y nuevas estrategias.
  • Nuevos imaginarios geopolíticos y estrategia.
  • Paz, derechos humanos y cultura estratégica.

Los artículos deberán ajustarse a las directrices para autores de la revista (descargar). Para la selección de artículos se utiliza un sistema de evaluación por lectores pares (peer review). Se puede contactar con la revista para aclarar dudas y perfilar propuestas a través de la siguiente dirección de correo electrónico: revistaurvio@flacso.edu.ecURVIO, núm. 22 será publicada en junio de 2018.

Las personas interesadas en participar deberán enviar sus trabajos a través de la plataforma de la revista URVIO.

Informes: revistaurvio@flacso.edu.ec – (593 2) 2946800 ext. 3673