ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Ibsen Martínez. Venezuela: el bosque avanza

maduro

El domingo pasado, 16 de julio, fuimos a votar por el sí en el centro electoral de la calle 125B, al norte de Bogotá. La multitud que se congregó allí, al igual que la que votó en la Plaza de Bolívar, dejó ver cuán grande es la comunidad venezolana opositora residente en Colombia.

Aunque la consulta no pudo realizarse en Medellín y Barranquilla (populosas ciudades donde es también muy notoria la presencia de emigrantes venezolanos), y se redujo a la capital colombiana y a Chía, un municipio de la Sabana de Bogotá, la participación habló inequívocamente del enorme predicamento del que goza hoy la MUD entre el electorado venezolano, dentro y fuera del país.

Según cifras del Movimiento Libertador, la agrupación opositora que, exitosamente y en poco más de 15 días, organizó aquí el referéndum, alrededor de 30.000 venezolanos expresaron su rechazo a la fraudulenta elección de una Asamblea Constituyente convocada por Maduro para el 30 de julio. En las pasadas presidenciales venezolanas tan solo 3.000 ciudadanos venezolanos votaron en Bogotá.

Todos los que votaron esta vez lo hicieron atendiendo exclusivamente a llamados difundidos por las redes sociales. Así ocurrió también en toda Venezuela y en más de cien lugares del mundo donde viven venezolanos que optaron por emigrar.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Convocatoria para Íconos, núm. 61

iconos

GEOGRAFÍAS CRÍTICAS EN AMÉRICA LATINA

Coordinación: Sofía Zaragocín (Universidad de Cuenca), Melissa Moreano y Soledad Álvarez Velasco (Kings College London).

Recepción de artículos: hasta el 4 de septiembre de 2017

Publicación: mayo de 2018

Envío de artículos: a través de plataforma de gestión de Íconos, Portal de revista de FLACSO Ecuador: www.revistaiconos.ec

______________

La geografía crítica, rama de la geografía humana, surge en el mundo anglosajón a finales de la década de 1960, buscando analizar cómo los conflictos de poder en el capitalismo re-configuraban el espacio. Desde entonces, se ha puesto el acento en comprender que las profundas diferencias espaciales entre regiones geográficas y al interior de las mismas no pueden entenderse como órdenes naturales sino como producto de relaciones de poder desiguales. El espacio es entonces asumido como socialmente producido y profundamente político, es decir, como un constructo social que supone decodificar las relaciones sociales que lo producen. La crítica a la producción del espacio también ha sido clave para discernir que el desarrollo geográfico desigual tiene efectos en las relaciones políticas locales y globales, en la reconfiguración de espacios urbanos, en la relación con la naturaleza, en las relaciones institucionales, y en general, en las relaciones cotidianas. La geografía crítica plantea entonces varios retos: el compromiso con la teoría social crítica (poscolonialismo, feminismos, marxismos, teoría queer); el posicionamiento subjetivo de quien investiga para develar los mecanismos de poder e inequidad; y la praxis progresista comprometida con el cambio social.

En América Latina esta perspectiva ha sido desarrollada en particular por la escuela geográfica brasileña. Una tendencia que se estableció en respuesta a la geografía física positivista, la cual ha estado al servicio de la consolidación de los Estados nación, teniendo como base la representación del espacio y la delimitación de fronteras. La ‘nueva geografía’, o geografía crítica brasileña, en diálogo constante con los movimientos sociales de reivindicación territorial y con la ciencia política, emprendió una explicación de las relaciones de poder espaciales desde una perspectiva multidimensional y multiescalar, que desafía la hegemonía del Estado como único productor de territorio. En contraste, la nueva geografía define al territorio como aquella dimensión del espacio que es apropiada por distintos sujetos y/o grupos sociales mediante el establecimiento de relaciones simbólicas y relaciones materiales/funcionales con el espacio.

En esta línea, recientemente han surgido análisis que podrían situarse dentro de la geografía humana. El primero, de raigambre marxista, analiza el desarrollo geográfico desigual y la producción del espacio desde el enfoque del materialismo histórico-geográfico y la autonomía territorial. El segundo se nutre de las geografías postcoloniales e indígenas, donde se ponen en cuestión las políticas que intentan mapear el espacio en relación a procesos políticos como la plurinacionalidad; razón por la cual es necesario promover mayor reflexión sobre la configuración, producción y articulación del espacio desde América Latina.

Este dossier busca resaltar la relevancia y actualidad de la geografía humana de corte crítico en la región a través de estudios de campo, cartografía social y etnografías que revelen cómo y por qué las relaciones sociales y políticas son necesariamente relaciones espaciales que reproducen a su vez inequidades históricas y sistémicas. Específicamente, interesan para este dossier investigaciones empíricas que presenten estudios de caso sobre los siguientes temas:

  • Propuestas que aborden la geografía crítica y marcos de colonialidad (geografías indígenas, poscoloniales, decoloniales).
  • Análisis de la geografía de la desigualdad y régimen de control de la movilidad.
  • Estudios que promuevan la relación entre geografía crítica, conceptualización de territorio y/o ecología política.
  • Investigaciones que profundicen sobre geografías feministas, queer y de la sexualidad.
  • Propuestas que apunten hacia geografías de las migraciones (translocales- transnacionales).

Se recibirán contribuciones en español, inglés o portugués. No obstante, los artículos seleccionados se publican en español. La revista aclarará dudas o contribuirá a perfilar las propuestas hasta el inicio del período de recepción de contribuciones.

Los artículos deben ajustarse a la política editorial y a las normas de publicación de la revista (disponibles en www.revistaiconos.ec). Para la selección de artículos se utiliza un sistema de evaluación por lectores pares (peer review).