ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


5 comentarios

Noticias desde el campo de refugiados de Eleonas

eleonas

Iremos recogiendo en próximos días noticias impactantes de las condiciones de vida en este campo de refugiados de Atenas (Grecia), de la mano de una cooperante amiga que ha ido a prestar su ayuda y su afecto a personas arrojadas de sus hogares, que han perdido a miembros de sus familias, y que esperan un asilo en el Paraíso Europeo que cada día se vuelve más inasequible.

________

¡Buenos días! Ayer, 5 de agosto, fue el tercer día en Eleonas.
Las tareas de nuestro equipo son las de distribuir la comida que da el gobierno griego (que no sé cómo puede seguir haciendo frente a esto de forma indefinida), repartir la ropa a las familias que han perdido todo, desarrollar actividades para niños y adultos, y mejorar la calidad de vida en el campo con cosas sencillas como intentar poner plantas o mejorar algunas zonas comunes.

Lo más importante creo que es buscar formas de mantener a la gente ocupada, que no pasen el día pensando y esperando una respuesta incierta a sus peticiones de asilo. Prácticamente todos han perdido sus casas, bienes, dinero, y lo peor: familiares, hijos, hermanos, amigos que han muerto en la guerra o en la huida.

Respecto a la comida, el reparto es frustrante, muy duro. La comida es casi la misma cada día, y no muy buena: arroz o pasta con una salsa. Lo que más valoran son los zumos, uno por persona al día, pero nunca alcanza para todos y hay padres que nos suplican para darles a sus hijos. Lo peor: no hay leche. Solo envían 30 litros al día para 1.500 personas… Hagan cuentas. La reunimos y una vez a la semana se da 1/2 litro para familias con niños hasta donde alcance.

Respecto a la ropa tenemos un almacén, un contenedor a más de 40 grados, y atendemos familia a familia (los militares nos pasan un listado de los barracones a los que hay que atender cada día) buscando las prendas básicas entre las donaciones. Faltan zapatos, sobre todo. Esto está bien, pero sí me gustaría destacar que hay que pensar cuando se dona ropa que no se mande basura. Hay prendas rotas, sucias o inapropiadas (¿zapatos de tacón en un campo de refugiados?) que hay que descartar. Cuando manden zapatos, unan los pares con cinta o algo, nos volvemos locos encontrando la pareja y la talla en el almacén, asfixiados de calor.

Respecto a las actividades, tenemos muchos talleres para niños. Son muy cariñosos y buscan compañía entre los voluntarios. Han ido aprendiendo inglés con gente de aquí y a veces hacen de traductores de sus padres.
Los difícil son los adultos. Casi siempre están dentro de los barracones, deprimidos, tristes, esperando… Su vida aquí no es vida, todos dicen que preferirían estar en su país si no fuera por las bombas.
Para las mujeres, mi hija y yo, vamos a empezar hoy un taller de costura, compramos agujas de tejer y hacer ganchillo y lanas. Les hemos pedido que enseñen a otras mujeres y las niñas de más de 11 años. Están encantadas con este proyecto y todas quieren participar. Además es algo útil que las mantiene ocupadas en sus barracones y sirve para que socialicen entre sí.
Con los varones es más difícil. Todos parecen más frustrados y deprimidos que las mujeres, les avergüenza pedir la comida o la ropa, sus ojos lo dicen todo. Tenemos que buscar algo para ocuparlos, ayer se intentó suicidar uno de ellos. Pienso en cómo debería estar para, después de tanto esfuerzo, tirar la toalla aquí. Para algunos, la espera de meses ha acabado con su esperanza.

En todo caso hay una cosa que destacar, la presencia de voluntarios españoles es mayoritaria, sobre todo de mujeres. Son gente muy joven, muchos de 18-20 años. También hay profesores/as jóvenes que hacen una gran labor. La calidad humana de nuestros educadores es muy remarcable. Estoy sorprendida y orgullosa del papel de los españoles en este campo. Son los voluntarios los que mejoran el ambiente dentro del campo, lo puedo asegurar, y esto es imprescindible.

Bueno, saludos a todos y de nuevo gracias a quienes colaboraron, estamos haciendo grandes cosas con sus aportaciones.


Deja un comentario

Revistas ecuatorianas en Latindex

latindex

Latindex es un sistema de información sobre las revistas de investigación científica, técnico-profesionales y de divulgación científica y cultural que se editan en los países de América Latina, el Caribe, España y Portugal. La idea de creación de Latindex surgió en 1995 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en 1997 se convirtió en una red de cooperación regional.

Actualmente Latindex ofrece cuatro bases de datos: 1) Directorio con datos bibliográficos y de contacto de todas las revistas registradas, ya sea que se publiquen en soporte impreso o electrónico; 2) Catálogo que incluye únicamente las revistas –impresas o electrónicas- que cumplen los criterios de calidad editorial diseñados por Latindex; 3) Revistas en línea que permite el acceso a los textos completos en los sitios en que se encuentran disponibles. En la sección “Productos” se hace una mayor descripción de estos recursos y la forma de consultarlos. 4) Portal de Portales Permite el acceso al texto completo de una selección de revistas iberoamericanas disponibles en los portales más importantes de la región.

El enlace que se copia a continuación permite acceder a las revistas ecuatorianas incluidas en esta base de datos:

http://www.latindex.org/latindex/tablaPais?id=16&id2=0