ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades

Manuel Ferrer Muñoz. Luis Castro Leiva y Simón Bolívar

Deja un comentario

castrobolivar

Luis Castro Leiva, doctor en Filosofía del Derecho, profesor en Filosofía y Ciencias Políticas y ensayista, publicó en 1984 La Gran Colombia, una ilusión ilustrada, un texto considerado por Manuel Caballero como el “primer título antibolivariano que un venezolano se haya atrevido a escribir”. Tres años después salió a la luz De la patria boba a la teología bolivariana. En 2005, a los seis años del fallecimiento de Castro Leiva, apareció Para pensar a Bolívar, en coautoría con su esposa, Carole Leal Curiel.

Arturo Serrano, al referirse a la feroz crítica de Castro a la retórica política venezolana, escribió este luminoso pasaje: “la figura de Bolívar y ese peculiar constructo intelectual que se da en llamar ‘el pensamiento de Bolívar’ han invadido de tal manera la retórica política venezolana que ésta ha sido condenada a ser una disciplina que, como apunta el propio Castro Leiva, se encuentra fosilizada en el siglo XIX”: Serrano, Arturo, “La retórica política venezolana como retórica de las formas en la obra de Luis Castro Leiva”, en Castro Leiva, Luis, y Serrano, Antonio (eds.), Para Leer a Luis Castro Leiva, Caracas, Universidad Católica Andrés Bello, 2006, pp. 91-100 (p. 92).

Ciertamente la loa desmedida de que ha sido objeto Simón Bolívar, idealizado hasta extremos rocambolescos, viene a remedar la canonización de la figura de Zeus entre los mitólogos griegos, que acuñan en él un estereotipo de superhéroe que habría de reaparecer una y otra vez como un impulso irresistible de la mentalidad humana de todo tiempo y lugar, “quijotesco caballero intachable cuyo reflejo es el Superman de los cómics juveniles” (Cardona, Francesc Ll., Mitología griega, Barcelona, Ediciones Brontes, 2011, p. 45).

Bolívar no sería sino una más de las reencarnaciones del Zeus helénico, divinidad suprema del Olimpo, soberano de dioses y de hombres, que alcanzó tan encumbrado lugar después de los avatares de un nacimiento accidentado y de luchas descomunales. Por eso, a Bolívar se le tributa un culto que, como tal, se halla reñido por fuerza con la verdad histórica. Y precisamente por esa razón no está de más la recomendación de la lectura de un libro que, en palabras de su autor, “no tiene propósitos iconoclastas, ni es diatriba, ni es denuncia”. Me refiero a Carrera Damas, Germán, El culto a Bolívar. Esbozo para un estudio de la historia de las ideas en Venezuela, Caracas, Alfadil Ediciones, 2003.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.