ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades

Manuel Ferrer. Historia y relatos de ficción

Deja un comentario

historia y novela

Balzac, que sabía de lo que hablaba, afirmaba que “la novela es la historia privada de las naciones”. Por eso, la tentación de los escritores que, con desigual fortuna, han cultivado la ‘novela histórica’.

Mi admirado Arturo Pérez-Reverte forma parte del grupo de los autores que dieron con la tecla justa, y supieron interpretar el género con espontaneidad y acierto. El repaso que llevo a cabo estos días de Corsarios de Levante me reafirma en esta opinión.

Pero no cabe minimizar el riesgo en que incurren los novelistas que incursionan en la historia para ambientar sus relatos. El mismo Miguel Delibes, que probó esa experiencia en El hereje, no compuso en ese texto su mejor novela, al menos en mi opinión, a pesar de las muchas críticas favorables que recibió.

El peligro que se cierne sobre quien cultiva la novela histórica radica, sobre todo, en la torpeza de enfrentar a los protagonistas ante situaciones o conceptos que sólo adquirirán sentido tiempo después.

Recurriré a un ejemplo. Vicente Blanco, autor de ¡Adiós, Sefardí!, una bienintencionada novela ambientada en la expulsión de los judíos de Castilla, pone en boca del protagonista principal esta sesuda reflexión: “la vida que Dios nos ha dado hemos de vivirla en armonía con la naturaleza y disfrutar de los deleites y sensaciones del cuerpo y también de los placeres que da a la mente la cultura y el arte que los nuevos tiempos renacentistas están trayendo con su afán por el estudio de la antigüedad clásica”.

Y no resulta difícil comprender lo inverosímil de que, antes de que el siglo XV llegara a su fin, hubiera hecho fortuna una expresión que sólo empezó a utilizarse en los medios artísticos a mediados de la siguiente centuria, de la mano de Giorgio Vasari. Algo así como si se nos ocurriera atribuir un juicio sobre Facebook a una persona que se hubiera pronunciado en este sentido poco después del término de la II Guerra Mundial.

Cosa bien diferente es el recurso que los historiadores hacemos a las novelas escritas en la época que constituye el objeto de nuestra investigación, o de los relatos de curiosos viajeros. En este sentido no puedo desdeñar la ayuda recibida de novelistas ecuatorianos del siglo XIX y de las primeras décadas del XX, como Miguel Riofrío, Roberto Andrade, Luis A. Martínez, Juan León Mera, Demetrio Aguilera Malta, José de la Cuadra, Joaquín Gallegos Lara, Enrique Gil Gilbert.

También resulta enriquecedor el recurso a testimonios de viajeros y extranjeros avecindados en el país, a pesar de que no pocas veces sus recuerdos estén teñidos de tópicos o inspirados por prejuicios. Podría mencionar algunos nombres que resultarán familiares a muchos de los lectores versados en la historia ecuatoriana: Joaquín de Avendaño, Gabriel Lafond de Lurcy, Friedrich Hassaurek, Edward Whymper, Charles Wiener, Alejandro Holinski, Friedrich Gestäcker. Lástima que no haya encontrado continuidad el meritorio trabajo que, con el título El Ecuador visto por los extranjeros (Viajeros de los siglos XVIII y XIX), publicó en 1960 la editorial J. M. Cajica. De proseguirse en esa dirección se habilitaría a los estudiosos un instrumento muy útil que les servirá de referente para adentrarse por las trochas y vericuetos del pasado.

Invito a mis colegas interesados en la historia del Ecuador a que se paseen por las páginas que nos legaron unos y otros literatos, algunos de ellos de singular valía, y todos testigos vivos insustituibles de un tiempo pretérito que, aunque quedó alejado en el recuerdo, se nos hace presente de modo vivísimo a través de la lectura de sus escritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.