ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Manuel Ferrer. ¿Montubio o montuvio?

montubio

Los escritores ecuatorianos de la década de los treinta del siglo pasado empleaban la ‘v’ –de monte y vida-; mientras que el uso de la ‘b’ se introdujo después, por recomendación de la Academia Ecuatoriana de la Lengua.

Se trata de un americanismo propio de Ecuador, Colombia y Perú, con el que se designa popularmente al hombre del campo costeño, propietario de la tierra, peón asalariado o campesino montaraz, cuyo uso perdura -al parecer- únicamente vinculado al ámbito rural de la costa ecuatoriana.

Hace ya unas cuantas décadas que se puso en marcha la “búsqueda de soluciones humanísticas y prácticas a favor de ese personaje [el montubio] que había sido ya protagonista en la lucha alfarista de la Revolución Liberal y al que empezamos a conocer, sobre todo, a través de los grandes narradores porteños de los años 30 del siglo pasado que formaron parte del inolvidable ‘Grupo de Guayaquil’, con el antecedente de los relatos de José Antonio Campos y de la única obra narrativa del poeta Medardo Ángel Silva y, sobre todo, del libro más importante sobre el tema, ‘El Montubio Ecuatoriano’, de José de la Cuadra (Cazón Vera, Fernando, “Presentación”, en Bicentenario Pueblo Montubio del Ecuador. Diagnóstico Socio Económico, Sanitario y de Salud en el Pueblo Montubio del Ecuador, S. l. e., Consejo de Desarrollo del Pueblo Montubio de la Costa Ecuatoriana y Zonas Subtropicales de la Región Litoral (CODEPMOC), s. a., p. 8).


Deja un comentario

Manuel Ferrer. El montubio viene

los que se van

La asociación del montubio a un estilo de vida que ya en los años treinta del siglo XX se consideraba periclitado explica, tal vez, aquellos versos con que se abre Los que se van, la exquisita colección de cuentos de Joaquín Gallegos, Enrique Gil y Demetrio Malta: “Porque se va el montuvio. Los hombres ya no son / los mismos. Ha cambiado el viejo corazón / de la raza morena enemiga del blanco. / La victrola en el monte apaga el amorfino. / Tal un aguaje largo los arrastra el destino. / Los montuvios se van por debajo der barranco”.

Y, aunque todavía hoy permanezca invisibilizada la cultura montubia, son perceptibles evidentes signos de revitalización, en buena parte asociados al comienzo de las actividades del Consejo de Desarrollo del Pueblo Montubio de la Costa Ecuatoriana y Zonas Subtropicales de la Región Litoral (CODEPMOC), en marzo de 2001.

Más bien parecería, parodiando los versos de Joaquín Gallegos, que el montubio “viene”.


Deja un comentario

Red de Investigación sobre Imaginarios y Representaciones

RIIR

Ponemos en su conocimiento esta iniciativa, que nos parece interesante:

Muchos autores han escrito en torno a los imaginarios (Castoriadis, Maffesoli, Baeza, Pintos, Carretero, etc.) y las representaciones (Durkheim, Moscovici, Jodelet, etc.), lo que ha dado como resultado una gran cantidad de material teórico que sirve de base para la investigación en diferentes campos científicos, aplicando diversas metodologías. Y se han compartido enfoques y creado novedosas combinaciones interdisciplinarias para la interpretación de los procesos sociales.

Para difundir este conocimiento surge esta red de investigación.

Objetivo general:

Generar un espacio de encuentro e intercambio de conocimientos en torno a los imaginarios y las representaciones en sus diversos abordajes teóricos y metodológicos.

Objetivos específicos:

Creación de una base de datos de investigadores.

Difundir grupos de investigación, proyectos, publicaciones y eventos en torno a los imaginarios y las representaciones.

Impulsar proyectos conjuntos a nivel internacional.

El equipo de coordinadores tendrá el rol de dinamizar la red con contenidos relacionados con la temática.

Si usted es investigador en imaginarios y/o representaciones, puede suscribirse a la Red a través del siguiente formulario:

http://imaginariosyrepresentaciones.wordpress.com/subscribase/


Deja un comentario

Evolución de fronteras en Europa a lo largo de mil años

europa

Una inmediata reflexión que suscita este mapa animado es la relatividad de los trazados fronterizos y, de paso, los caprichosos perfiles de las nacionalidades que se dicen encuadradas en Estados soberanos.

Vienen a la mente los inspirados versos de Antonio Machado: “todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar”. Y tampoco estaría mal que los partidarios de encorsetar en moldes rígidos e invariables los espacios nacionales dieran un repasito a Heráclito de Éfeso.

El trabajo, excelente, no está exento de errores de menor cuantía: por ejemplo, según el mapa, el Reino nazarí de Granada había dejado de existir a mediados del siglo XV, y no en 1492. A diferencia de lo que indica el mapa, Castilla y Aragón constituyeron dos Reinos diferentes hasta 1714. La integración de Portugal en Castilla fue mucho menos duradera de lo que ahí se muestra….

Pero el mensaje es sumamente instructivo: lo que hoy se nos muestra como una realidad inamovible ha conocido innumerables cambios en el curso de diez siglos.

Acceso al mapa animado