ICSH

Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades


Deja un comentario

Jesús García Blanca. A vueltas con las mascarillas en los colegios

Sea cual sea la posición que se tenga en relación con este punto -que debe ser afrontado desde la libertad, con capacidad crítica y conocimiento de causa- recomendamos la lectura de esta larga reflexión, respetuosa, serena y sustentada en informes y estudios de entidades más que respetables.

Por la cuenta que nos trae, admitamos siquiera sea por un momento que el uso de las mascarillas en los colegios sea contraproducente. Siéntate y lee sin prejuicios. Después podrás aplaudir o discrepar, pero no sigas el camino fácil de calificar el texto de ‘negacionista’ y de imitar el gesto del avestruz que se siente amenazada.

_____

Las mascarillas y otras medidas de supuesta higiene o seguridad están arrebatando la vida a nuestros alumnos, a nuestros hijos, a nuestros nietos. También al resto de la población, por supuesto, pero aquí me voy a limitar a defender a los que están en una posición de mayor debilidad y confían en quienes les están agrediendo. A pesar del poco tiempo transcurrido, ya hay una ingente cantidad de información de la que voy a sintetizar lo más esencial dejando que sigas el hilo de los enlaces para formarte una idea más completa sobre esta tragedia. Será duro, muy duro. Pero este es el desafío que nos ha tocado: podemos aceptarlo o podemos mirar a otro lado; esa es una decisión de cada cual.

El informe Efectos del uso permanente de mascarillas. Contribución a su difusión como medio de prevención de pandemias en medios escolares, elaborado por Antonio D. Galera, de la Universidad Autónoma de Barcelona muestra en primer lugar la inutilidad de las mascarillas como barrera mecánica, para -a continuación- describir, aportando las correspondientes referencias científicas, los efectos fisiológicos que producen en el aparato respiratorio, sistema nervioso, cerebro, corazón, sangre y conducción de oxígeno, musculatura, piel, nariz y boca, metabolismo y sistema motor.

Asimismo, el informe recoge daños en el ámbito afectivo y en el social, así como afectaciones neurovegetativas y hormonales. Por último, el informe cita las conclusiones de la doctora Margareta Griesz-Brizzon, especialista en neurología y neurotoxicología, advirtiendo que el uso de mascarillas produce daños neuronales y degenerativos y que por tanto es un crimen contra la humanidad y un abuso contra la infancia. La doctora Griesz-Brizzon también advierte que “ninguna exención médica para el uso de mascarillas es infundada porque la falta de oxígeno es peligrosa para todos los cerebros. La deficiencia de oxígeno inducida sistemáticamente es una contraindicación médica absoluta”. Finalmente, declara: “somos nosotros los responsables de lo que hacemos en el trabajo, no nuestros superiores laborales”.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Bojana Kovacevic Petrovic. La degradación social y el amor en la poesía de Jacqueline Murillo

En los siete capítulos del poemario Travesías urbanas, Jacqueline Murillo ha retratado la ciudad de Bogotá, articulando conmovida y poéticamente las imágenes de una sociedad de conflictos armados y decadencia moral, una realidad de muerte, pero también de amor, a través de las palabras de los testigos cuyas historias están llenas de vida, entre cuyos extremos se ubica la experiencia de los individuos que las residen. Entre las travesías urbanas de Colombia leemos y sentimos las influencias de Pushkin, Quevedo, los poetas de la Generación del 27, las tardes lluviosas de Bogotá… que forman parte de la experiencia de la poeta.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Taller de escritura creativa

DESTINATARIOS

Dirigido por medios virtuales a todas aquellas personas que se atrevan a romper el silencio y establecer un diálogo interior, y crean en sus propias posibilidades creativas y en su capacidad para hacerse oír de otros.

DURACIÓN

De enero de 2021 a junio del mismo año. Sesiones grupales (una hora a la semana) y tutorías personales (de carácter voluntario, hasta un máximo de diez). 

OBJETIVOS

  • Desarrollar las capacidades creativas y críticas a través de la palabra
  • Identificar nuestras fortalezas y adentrarnos en las vertientes literarias que más nos interesen
  • Realzar nuestra singularidad y empezar a reconocer la propia voz mediante el cultivo del arte de la palabra como forma de expresión de sentimientos y emociones
  • Aprender a escuchar y aceptar sugerencias, y así mejorar la calidad de nuestros escritos y adquirir un estilo personal
  • Elaborar materiales literarios que nos permitan empezar a publicar: en función de la respuesta de los participantes, se contempla la edición de un libro de relatos

CONTENIDOS

La clave de este taller consiste en la combinación de los dos bloques en que se estructura, de modo que el desarrollo de la creatividad venga posibilitado por una profundización en la estructura lingüística del español.

El enfoque predominante es eminentemente práctico, y se sustenta en lectura y comentario de textos de autores de novelas, relatos cortos y poesías.

Bloque A

El fluir de la creatividad

Mecanismos de desbloqueo. ¿Qué técnicas seguir en la escritura creativa?

Observar la realidad, registrar lo que nos saca de onda y cavar dentro de uno mismo para recuperar la capacidad de asombro

El relato corto

Desde dónde se cuenta la historia. El papel del narrador. Manejo de los diálogos

Los personajes de la historia

Estructura del relato. La trama

El principio y el fin. Revisión (releer, corregir, reposar)

Bloque B

Los signos de puntuación

La organización del texto en párrafos

El verbo

Errores más frecuentes de los que hay que huir

METODOLOGÍA

El taller se desarrolla en formato virtual a través de la plataforma Zoom, tanto en las sesiones grupales (que ocuparán una hora a la semana, en día y horario que está pendiente de concreción), como en las tutorías personales, que propician la comunicación directa entre cada participante y el facilitador del taller. Para facilitar un seguimiento cercano de los participantes no habrá más de diez en cada grupo.

CERTIFICADO DE RECONOCIMIENTO

El Servicio de Asesoría sobre Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades concederá un diploma de reconocimiento a los participantes que lleven a cabo los ejercicios que se encargarán con carácter semanal y entreguen el trabajo final con que se cerrará el taller.

COSTOS

América: 160 dólares (si la inscripción se realiza antes del 21 de diciembre, el costo del taller será sólo de 120 dólares)

Europa: 150 euros (si la inscripción se realiza antes del 21 de diciembre, el costo del taller será sólo de 110 euros)


Deja un comentario

Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina en su segundo aniversario

Las líneas que siguen, transcritas de la fuente original, son suficientemente ilustrativas de la extraordinaria labor llevada a cabo por esta editorial ecuatoriana que, en solo dos años de actividad, ha demostrado que su filosofía de compartir el conocimiento y la cultura no es una aspiración utópica, como lo demuestran los cincuenta libros publicados en este tiempo, accesibles por Internet en código abierto.

En próximas entradas abundaremos en la reflexión sobre este inaudito éxito editorial, que acontece de modo casi milagroso en la gravísima recesión que sufre Ecuador: la decadencia académica ha sido puesta de manifiesto en un texto publicado en el blog el pasado 21 de noviembre, y el desplome económico es tan estruendoso que no se requiere ningún esfuerzo visualizador para mostrarlo en toda su crudeza.

_____

Esta joven editorial, nacida en la ciudad de Cuenca (Ecuador) a finales de noviembre de 2018, dispone de un fondo de publicaciones de medio centenar de libros editados en ese corto período de tiempo y que está a disposición directa de la ciudadanía mundial en acceso abierto, sin barrera económica alguna.

La editorial no es una empresa mercantilista, no tiene fin de lucro, y su principal filosofía es compartir y democratizar el conocimiento y la cultura.

NUESTROS DOS GRANDES PRINCIPIOS SON: 

1.- Apoyar y contribuir a difundir las producciones de los autores e investigadores en el campo de las Ciencias Sociales, sin limitación territorial o temática y sin ningún coste económico para el autor, es decir, no cobramos por publicar libros. Además, las publicaciones cuentan con un sello de calidad, obras arbitradas por pares ciegos, y se desarrolla una activa e intensa campaña de difusión del autor y de su obra.

2.- Estimular y fomentar la participación activa de los jóvenes en el campo de la publicación, como un espacio de experimentación, aprendizaje y formación, que les permitan tener la oportunidad de crecer intelectualmente.

Esta editorial pretende, además, ser ‘algo más que una editorial’, al apostar decidida y abiertamente por la cultura en todos sus ámbitos. En ese sentido, hemos organizado congresos, mesas redondas, conferencias, recitales poéticos y musicales, convocatoria de concursos, etc. y hemos instaurado los Premios CES-AL en este 2020, con carácter anual, con la finalidad de reconocer la labor y trayectoria de autores en tres modalidades: Ciencias Sociales, Literatura y Jóvenes Creadores.

COMPARTIMOS Y DEMOCRATIZAMOS EL CONOCIMIENTO

Acceso al fondo editorial de CES-AL: https://ces-al.wixsite.com/website


3 comentarios

Manuel Ferrer Muñoz. Dos años después

El 18 de noviembre de 2018 ponía el pie en el avión, con mi familia, para cerrar una etapa de cinco años en el Ecuador, en la que tuve la oportunidad de involucrarme de lleno en la vida universitaria de este país.

Guardo recuerdos memorables y afectos muy profundos que resisten incólumes el paso del tiempo. No son pocos los colegas y los estudiantes con los que compartí momentos muy gratos y de quienes recibí lecciones que espero nunca olvidar. Amo a Ecuador como mi tercera patria -también México dejó en mí huella imborrable-, y por eso me duele en el alma el panorama que describo a continuación, que responde a un balance de las experiencias acumuladas durante un lustro en el ejercicio de mi quehacer académico.

Aun admitiendo que hay salvedades, me atrevería a pergeñar un retrato-robot de las instituciones universitarias  del Ecuador que no deja bien paradas a las autoridades académicas de muchas universidades: equilibristas desconocedores del sentido de dignidad, a quienes se da muy bien el manejo de los hilos de enredos y trampas que aseguren su pervivencia; personajillos encaramados al poder que convirtieron universidades en cotos privados de caza; pobres hombres ignorantes de la grandeza de la misión que se les confió que, para retener lo que consideran una prebenda, se sirven de sumisos y dóciles escuderos -decanos, vicedecanos…- amaestrados para espiar, manejar, corromper.

Los ya lejanos tiempos del correísmo asistieron a un denodado esfuerzo por revitalizar una institución universitaria degradada hasta extremos bochornosos. Se hizo mucho. También se cometieron muchos disparates, algunos con nombre propio: Yachay se lleva la palma. Se atrajo a doctores de otros países que acudieron ilusionados y con ganas de partirse el pecho, aunque no faltaron los aprovechados que tan sólo reparaban en las generosas contraprestaciones económicas. Pero nunca se logró erradicar la tendencia al ombliguismo, el provincialismo, la mezquindad de los que se consideran depositarios de un patrimonio que pretenden preservar para su exclusivo beneficio.

Muchos estudiantes, que cruzaban el umbral de la universidad carentes de fundamentos sólidos, contribuyeron a propagar un clima de mediocridad, de escasa exigencia, que pronto encontró la connivencia culpable de profesores ramplones, cobardemente indulgentes, temerosos de caer en desgracia de sus superiores si sus calificaciones herían susceptibilidades de muchachos acostumbrados al mínimo esfuerzo y al aprobado fácil.

El infantilismo se instaló en muchos recintos universitarios. A los profesores nos animaban a que organizáramos juegos para que nuestros chicos estuvieran entretenidos y felices. En no pocos claustros académicos adquirió carta de naturaleza el bobalicón de turno que, a base de payasadas, pretendía que todos estuviéramos contentos, alegres y distendidos.

En fechas emblemáticas había que visibilizar la universidad mediante desfiles por las calles de la ciudad, portando emblemas, luciendo camisetas con los colores de la institución y cantando enardecedores himnos de regusto decimonónico y dudosa calidad literaria. Juzgue por sí mismo el lector a partir de este inspirado pasaje: “Adelante, adelante, adelante, adelante Universidad en el tiempo, en el espacio tu nombre sonará Universidad […]. Por ancestro eres pueblo valiente, sembrador de este centro que crece con semilla y cultura insurgente”.

De vez en cuando se daba la bienvenida a algún desastre natural de los que nunca faltan en el Ecuador, para manipularlo con destino al autobombo. Si se producía un terremoto, se establecía una competencia entre universidades, a ver cuál recaudaba más dinero, cuál acopiaba mas alimentos, cuál visitaba más barrios, cuál acaparaba más tiempo en la televisión y en la radio… sin que en verdad preocupara poco ni mucho la suerte de los infelices que habían visto destruidas sus viviendas y desaparecidos o muertos muchos de sus seres queridos.

El mismo ambiente festivo, artificialmente gozoso, envolvía las innumerables y costosas celebraciones que reúnen al claustro docente y al personal administrativo en interminables cenas de asistencia poco menos que obligatoria si no se quería incurrir en el estigma de insolidario.

Admito que este esperpento no sirve como exponente fidedigno del conjunto de la universidad ecuatoriana. Pero, en una medida u otra, la caricatura aquí abocetada refleja la deriva hacia la insustancialidad de la institución: un triste derrotero que se complementa con un desconocimiento garrafal de lo que significa la investigación, un penoso y patético autoritarismo, una burocracia apabullante y un ambiente sofocante y enrarecido por la multiplicación de informes, acumulación de evidencias, sílabos enredados, imposibles programaciones…

La ponderación de todos los factores que se han expuesto fue determinante para que, en el mes de octubre de 2018, decidiera plantar a la universidad donde desarrollaba mi labor, avergonzado por el atrevimiento de un consejo directivo de Facultad que pretendía imponerme la impartición de materias completamente ajenas a mis conocimientos y a mi perfil profesional, y por el acoso laboral de un decano prevaricador dedicado a tramar ridículas conjuras contra mí, siguiendo ocultas recomendaciones de su mentor.

Nunca resulta estimulante ni grato poner término abrupto a un proyecto profesional en el que se han depositado tantas ilusiones. Pero admito que, entregada la carta de renuncia el 3 de octubre de 2018, respiré a pleno pulmón y emprendí un gozoso camino hacia la libertad, el amoroso cultivo del estudio y la apertura de nuevos y sugerentes caminos en la investigación y la docencia, exonerado de las rémoras impuestas por gente sin alma y sin talento, y colmadas de vacío.

Aviso para navegantes: quede claro que la vía que conduce a la libertad  y la esperanza no pasa por la universidad española, que, entregada al amiguismo, hace ya bastantes años se empeñó en precipitarse al vacío.


Deja un comentario

Brigitte Tatiana Nope Saavedra. Jacqueline Murillo y su pasión por hacer remembranza de lo desfigurado

Reproducimos las palabras de la Prof. Nope Saavedra en el acto de presentación de Travesías urbanas, de Jacqueline Murillo Garnica.

_____

Leer cada uno de los poemas que escribiste me ha permitido viajar a ese pasado furtivo que encontramos en algunas obras literarias. Leer tus poemas me permite visualizar esa realidad que a veces queremos esconder… esa tristeza, esa angustia, ese dolor que muchas veces atravesamos y padecemos en silencio.

Gracias a tus poemas, esas voces que parecían inertes a causa de la guerra, de la violencia, el abuso de poder y el maltrato hoy cobran vida, hoy hablan acerca de su pena, de su desafío para mejorar el camino que nos queda por construir en nuestra Colombia.

[…]

Mi querida Jacqui: Destaco las historias invisibles que denuncias, demarcas a un país que agoniza en silencio, que está lleno de ambigüedades, fallas y contradicciones. Se percibe un grito profundo en cada poema, en cada imagen, en cada símbolo que se registra en tu Poemario. Gracias a tu estilo de escritura pintas en tu obra los rincones más escondidos de una ciudad lesionada, la enfermedad que desborda el río Cauca como si aquellas voces enterradas denotaran todos esos sueños rotos y ese futuro incierto del que tanto hablas en tus “Decrescendos Emocionales”.

Texto completo en fuente original


Deja un comentario

Víctor Manuel Santidrián Arias. Enrique Líster: el antimilitarista que llegó a general

Datos completos: Santidrián Arias, Víctor Manuel, “Enrique Líster: el antimilitarista que llegó a general”, Revista Universitaria de Historia Militar, vol. 7, núm. 13, 2018, pp. 423-439, ISSN: 2254-6111

_____

Resumen: Jesús Liste Forján (1907-1994) nació en una familia gallega pobre, de tradición cantera y campesina que parecía destinada a la emigración. Por lo tanto, sus orígenes sociales no parecen ser los más adecuados para convertirse, ya como Enrique Líster, en uno de los más conocidos jefes militares del Ejército Popular de la República. Sus contactos juveniles con formas de violencia intercomunitaria en Galicia, su emigración a Cuba, donde se produjo su socialización política, su militancia en el Partido Comunista de España —labrada en la Unión Soviética de los años 30 del siglo XX— y el estallido de la Guerra Civil son algunos de los factores que sirven para explicar una carrera militar que fue más allá de la derrota de la II República española. Fue después de su regreso de la URSS en 1935, donde recibió la formación adecuada, cuando su militancia le hizo entrar en contacto con el mundo castrense, tanto a través de la acción clandestina en los cuarteles —la llamada «actividad antimilitarista» que, en realidad, no pretendía generar actitudes antimilitaristas sino subvertir el orden del ejército tradicional, el ejército burgués— como por su participación en grupos armados relacionados con el Partido Comunista de España, las Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas. Enrique Líster fue organizador de unidades militares del nuevo Ejército Popular de la República, al frente de las que tomó parte en gran parte de las principales batallas de la Guerra Civil y alcanzó el empleo de coronel. Finalizado el conflicto, Líster, que continuó su formación militar en la Unión Soviética y se encuadró en su ejército y en el de los de Polonia y Yugoslavia, se había convertido en uno de los referentes militares del PCE.

Texto completo en fuente original


1 comentario

Jacqueline Murillo. La poesía debe servir para reconstruir el tejido social

Recientemente acaba de salir a la luz pública, a través de la Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina, el poemario Travesías urbanas, del que es autora J. Murillo. Recogemos aquí algunos pasajes de la entrevista realizada por Pamela A. Tacuri Cajilima.

_____

¿Usted escribe para curar las heridas personales o su escritura va dirigida a abrir los ojos del lector y a provocar un accionar? 

Intento que mi molestia pueda ser conocida y a su vez encontrar en ella, caminos de reconciliación a través de las palabras vivas; unas quizás como redención, otras como un clamor necesario que nos ayude a ser más sensibles y compasivos.

¿Este poemario cargado de denuncias está basado en la vida cotidiana o es una recreación imaginaria de la sociedad actual?

Es el reflejo, el espejo de la sociedad que habita y a través de ella, una proclama moral de la realidad, sin artilugios, desnuda y sin ambigüedades. Algunas veces como una especie de evocación que debe ser plasmada en forma de poema; otras, para darle un reconocimiento y vindicación a los personajes memorables que allí cohabitan.

¿Cuál es su mirada como poetisa ante esta situación de crisis sanitaria y económica que nos ha tocado vivir?

La pandemia ha sido un reencuentro con nosotros mismos, el momento de revisar y de hacer una introspección para modificar ciertos hábitos o costumbres, también ha develado las brechas profundas de la sociedad ¿De qué sirve el conocimiento si se está de espalda a las problemáticas sociales? Ha demostrado que no estamos preparados para vivir con lo necesario, que el estrepitoso consumismo solo ha colmado vacíos que no se han sabido llenar porque no hemos avanzado como humanidad. Estamos en manos de la ciencia, sin embargo, los grandes monopolios se disputan el tener el primer lugar en resultados y en suplirle al mundo sus necesidades.

Texto completo en fuente original